Una comunión diferente

¿Vas a preparar la comunión de tu peque? Te damos originales ideas para organizar el evento y que tu hijo y sus invitados recuerden ese día con cariño.

Comunion
Ideas para organizar una comunión diferente.

Un día tan especial como es la Primera Comunión de tu hijo merece que le dediques tiempo para que sea inolvidable. Vístele con un traje sencillo y cómodo. Ya no se llevan los vestidos de princesa recargados, o los trajes de marinero llenos de cordeles y cruces. Las mejores firmas eligen diseños en esta línea romántica y elegante. Todo depende de lo que quieras gastarte, pero hay vestidos económicos muy originales. 

Dedica tiempo a la decoración. Que sea especial para tu hijo o hija. Sus dibujos preferidos, un personaje especial, su afición, una fiesta temática... Las decoraciones con globos siempre son un buen recurso. También puedes alquilar una máquina de pompas de jabón para crear ambiente. 

Opta por un menú infantil con comida sencilla. Deja los platos elaborados para los adultos y escoge aquello que sabes que les gusta a los niños. Y de postre, una mesa de chuches con galletas, dulces, pasteles, gominolas... en la que puedan escoger lo que les apetezca. 

A divertirse toca. Piensa que los niños no van a pasar mucho tiempo sentados en la mesa, y que nada más comer querrán alguna diversión. ¿Por qué no un pintacaras, un espectáculo infantil, o un caricaturista para que se lleven el dibujo de recuerdo?  

Regala un recordatorio diferente. Una buena idea es contratar un ilustrador de recordatorios e invitaciones que los personalice con un dibujo de tu peque.  

Encarga a un familiar o amigo las fotografías y el vídeo. Si alguno es aficionado a la imagen, seguro que estará encantado de inmortalizar el día.