Mi hijo es miope, ¿qué puedo hacer?

Las consultas de los profesionales de la visión se llenan en los últimos años de niños con problemas de miopía. Un problema debido al excesivo trabajo con la visión a corta distancia ya que los niños apenas pasan tiempo al aire libre y ejercitan poco la visión a larga distancia.

Gafas niña
La miopia infantil es cada vez más común debido al excesivo trabajo con la visión a corta distancia.

Los hábitos de la población infantil han variado en los últimos años. Cada vez se juega menos en la calle y se pasa más tiempo en habitaciones cerradas, sustituyendo los juegos tradicionales por consolas y tablets. Si bien no está científicamente demostrado al 100 por cien, sí que existen evidencias estadísticas que vendrían a demostrar esta teoría, la cual sería la explicación para el aumento de la miopía en los niños.

Qué es la miopía

Es un defecto visual que provoca visión borrosa en objetos lejanos. Se puede nacer miope, o desarrollar los síntomas durante el crecimiento. Es importante detectar el problema cuanto antes para evitar las dolencias asociadas a él, que se pueden desarrollar en la edad adulta. Las personas miopes son tendentes a padecer problemas de retina, por lo que se debe frenar el desarrollo de este defecto para paliar complicaciones en el futuro.

A qué edad se desarrolla

Es en la edad escolar cuando comienzan a detectarse los primeros síntomas de miopía, que se van desarrollando durante el crecimiento.

Factores de riesgo 

Tener progenitores miopes. La miopía tiene un carácter hereditario. Un niño con padres o familiares directos miopes tiene más posibilidades de desarrollar este defecto.

Vivir en un medio urbano. Se cree que es debido a la exposición a la luz solar, ya que los niños que viven en zonas rurales pasan más tiempo al aire libre. La luz del sol tendría un efecto saludable en el ojo.

Realizar un excesivo trabajo de la visión a corta distancia. Aunque no está totalmente demostrado, sí que existen evidencias de que, a mayor tiempo de esfuerzo visual en objetos cercanos, más miope se tiende a ser. Es decir; cuanto más tiempo se pase mirando en cortas distancias, más opciones existen de desarrollar miopía.

Cómo detectarlo en un niño

Se sienta muy cerca del televisor.

Entrecierra los párpados como acto reflejo para mirar un objeto lejano. 

No es capaz de leer letreros o se queja de no ver bien la pizarra en clase. 

Se acerca mucho a los libros para leer.

Qué hacer

Hay que acudir a un profesional de la visión, bien un optometrista o un oftalmólogo,  para que le realice una revisión ocular. Lo habitual es que, una vez detectada la miopía, el niño comience a utilizar gafas o lentes de contacto. Aunque este defecto se puede corregir con cirugía refractiva, nunca se deja de ser mas asociados que deben prevenirse: cataratas, glaucoma, desprendimiento de retina… Si un paciente con miopía mantiene un seguimiento de por vida, estos problemas no tienen por qué aparecer y, si lo hacen, su tratamiento es más efectivo ya que pueden ser detectados de forma precoz.