Ensanche Sur, un barrio que pide su turno

El Ensanche Sur de Alcorcón nacía en 2006 como uno de los proyectos más ambiciosos de España de vivienda pública, con 7.280 de protección pública y 1.071 libres. Sus primeros residentes empezaron a llegar en el año 2009.

Un barrio que pide su turno
Datos de un barrio que crece: Ensanche Sur
Ensanche Sur, un barrio que pide su turno
Ensanche Sur, un barrio que pide su turno
Un barrio que pide su turno
Sus primeros residentes empezaron a llegar en el año 2009.
Un barrio que pide su turno
Un barrio diferente: moderno, amplio, medioambientalmente sostenible.
Un barrio que pide su turno
Cuenta con un colegio privado (Colegio Juan Pablo II), dos supermercados (Mercadona y Alcampo).

Ensanche Sur nació como un barrio diferente: moderno, amplio, medioambientalmente sostenible… Fue la gran apuesta en materia de vivienda pública asequible (en venta o alquiler) que los socialistas, con Enrique Cascallana de regidor, diseñaron en Alcorcón en 2006. Suponía la construcción de 7.280 viviendas de protección y 1.071 libres. Toda la oferta pública, ejecutada a través de la empresa pública EMGIASA (empresa actualmente en fase de liquidación), está construida y entregada, salvo las parcelas reservadas para la red supramunicipal de la Comunidad de Madrid (la CAM solo ha ejecutado 274 viviendas de las 1.098 previstas). Superada la crisis, esta zona del Alcorcón moderno registra un mayor movimiento de su actividad comercial y del mercado inmobiliario. En paralelo, sus vecinos reclaman más y mejores servicios.

Respecto a la oferta de vivienda libre, únicamente quedan cinco parcelas sobre las que aún no se ha edificado y no se ha otorgado licencia de edificación alguna, en las que se podrá construir un máximo de 266 viviendas unifamiliares. El resto, las casas están ya también  entregadas o en fase de construcción. El barrio parece despertar. Se ha abierto una zona comercial (Alcampo, McDonalds…), que en breve se ampliará con más comercios; y las grúas han vuelto a varias parcelas… 

Tal y como nos explica José María Alfaro, gerente de Nuevo Milenio, agencia inmobiliaria fundada en 2004 y una referencia en Alcorcón, “el barrio del Ensanche Sur de Alcorcón o Cuatro Caminos, el nombre con el que se proyectó, es un barrio diseñado con un concepto de ciudad diferente, moderno, abierto y sostenible. Aunque el 90% de su oferta es de vivienda protegida, goza de buena salud en el mercado”. Al ser vivienda protegida, “los precios de las casas están un 20% por debajo de viviendas de la misma tipología en Alcorcón”, añade Alfaro. 

La zona no tiene aún el tirón inmobiliario de Las Retamas, Parque Oeste, Los Castillos y Puerta del Sur. El Ensanche puede presumir de amplitud, de tener unas viviendas construidas con criterios de eficiencia y ahorro energético –cuando entonces esto era una excepción (el proyecto recibió el reconocimiento del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía)–, y buenos servicios y comunicaciones. 

El punto negativo está siendo la lentitud en el desarrollo de los servicios públicos y privados del barrio, en buena parte motivado por la crisis sufrida en los últimos siete años. Cuenta con un colegio privado (Colegio Juan Pablo II), dos supermercados (Mercadona y Alcampo), un centro deportivo (Dream Fit, en régimen de concesión municipal), un McDonalds y un Burguer King, farmacia, escuela infantil, peluquerías… Pero los vecinos demandan más. 

La recientemente constituida Asociación de Vecinos Creando Barrio del Ensanche Sur de Alcorcón quiere un centro de salud público, colegios, infraestructuras culturales, de las que la zona carece. Y un buen mantenimiento de las zonas verdes y viales, así como mas limpieza en las calles. 


Los vecinos se movilizan

La Asociación de Vecinos Creando Barrio del Ensanche Sur de Alcorcón nace el pasado mes de enero. Un incipiente movimiento vecinal que surge para reclamar a las autoridades competentes la puesta en marcha de una serie de servicios en el Ensanche. A saber: la construcción prioritaria de un centro de salud, un colegio público y un centro cultural. También figura entre sus caballos de batalla una solución a la falta de limpieza y mantenimiento de aceras y jardines de la zona. O un lugar donde los vecinos puedan reunirse y organizar actividades. 

En su germen, está la Plataforma Gasolinera No en el Ensanche Sur, nacida en febrero del año pasado para evitar que se instalara una estación de servicio en el barrio (junto al McDonalds y Alcampo), por el “peligro y los impactos sociales y ambientales de su funcionamiento”. Una vez el consistorio anunció en septiembre de 2017 que este proyecto no se llevaría a cabo, varios miembros de la plataforma crearon la actual Asociación Vecinal Creando Barrio. De momento no son muchos: una treintena, según los representantes de la asociación. Pero ahí están haciendo ruido.

La nueva asociación aspira a funcionar, nos cuentan sus representantes, como un espacio en el que los vecinos puedan desarrollar iniciativas culturales, deportivas, recreativas y, sobre todo, de participación ciudadana. “Los vecinos y vecinas son la voz de las necesidades del barrio”, señala Soledad, presidenta de la asociación. Tienen pensado también organizar diferentes actividades educativas, culturales y deportivas. Entre ellas, el próximo 7 de abril, a las 12 de la mañana en el parque Darwin, desempeñarán, entre otras actividades, intercambio de libros para fomentar la lectura.

Pero de momento su prioridad es que se construya el centro de salud inicialmente previsto en la zona. Ahí está la parcela reservada, vacía desde hace diez años. Actualmente, los vecinos del Ensanche están distribuidos en dos centros de salud: el de la Rivota y el Gregorio Marañón. Centros que consideran lejanos de la arteria principal del barrio. 

Otra de sus reivindicaciones importantes es señalizar la avenida Primero de Mayo con placas de límite de velocidad.

MÁS INFORMACIÓN

Facebook: /creando.barrio.es