Reportaje

Tablas para surcar las olas ‘made in Alcorcón’

Desde un pequeño taller local, viajan tablas de surf de madera con las que los surfistas cogen olas en las playas del norte de España. Juan José Guisado es el alma de Origen Surf, una firma de tablas

artesanales con sede en nuestro municipio.

 

 

Todo empezó con la inquietud de Juan José Guisado de intentar hacer una tabla de madera. Porque le llamaba la atención, porque cada vez que subía al mar se encontraba las playas llenas de plástico... Surfero desde hace 17 años, este alcorconero se dedicaba a limpiar las playas entre ola y ola. Como siempre le había gustado trabajar la madera, lo que era un hobbie se convirtió en su trabajo y pasión.

¿Dónde aprendió a trabajar la madera? Soy autodidacta. Cuando acabé la carrera de INEF, estuve viviendo en los Pirineos, y allí comencé a restaurar la casa en la que vivía. Ni siquiera me podía apoyar en internet, porque en aquel entonces no estaba muy extendido el uso de la red.

¿Cuántos años lleva haciendo tablas de madera? Hace ya cinco. Mi primera tabla era pesada y grande, de contrachapado. Fabriqué un par de tablas para mí. Estaba en Suances, en la playa de Los Locos, que es el referente del surf en el norte. Se acercó un chico y me dijo que le gustaba mi tabla. Se la dejé probar cogiendo olas y salió encantado. Resulta que era Tino Aja, Campeón de Europa de Sup Surf 2012 y 2013. Me encargó una tabla para él.

¿Cómo es el procedimiento de fabricación de una de sus tablas? Muy artesanal. Con las medidas que te encargan, de la tabla se hace un alma interior. Luego se colocan las costillas, para darle el cuerpo. Posteriormente, se forra de madera y se le da cuerpo. Luego se le añade la quilla. Son totalmente personalizadas en forma, medidas, decoración... 

¿Qué es lo que hace que una tabla de Origen Surf sea especial? Las tablas de surf convencionales están hechas de química pura, epoxi, fibras sintéticas y resinas, que no son nada agradables para el medio ambiente. Yo utilizo madera de paulonia, que es un árbol 100% ecológico que se planta en España, lo que ahorra también el transporte marítimo. Además, son biodegradables, porque con un simple barniz y un aceite van al agua. Incluso el diseño es pirograbado a mano. Tienen otro feeling en el agua, no tienen nada que ver con las de fibra: son mucho más estables, más rígidas. Es una tabla que te permite un surf un poco más puro. Son como las Harley de las tablas de surf, pero tienes que haber surfeado para apreciarlo, para valorar la diferencia. Dan muy buen resultado.

¿Cuánto tardas en fabricar una? Unos 15 días, entre el proceso de pegado, secado y montaje. Como decía antes, es un proceso muy artesanal y personalizado.

¿A qué tipo de surfistas van dirigidas? Pues a aquellos que tienen más experiencia, que poseen una o dos tablas ya y quieren algo un poco más especial. Para un principiante no son las tablas adecuadas. Tienes que tener un cierto nivel para apreciar la diferencia y disfrutar de ellas.

¿Qué clase de tablas fabrica? Hay muchísimas. Ahora está de moda el pádel, esa tabla grande con la que remas encima de pie. Tablas grandes como alaias, guns, longboards... Hay tantas como olas. La hago según quiere el cliente. 

¿Qué precio tienen? Cuanto más grande sea la tabla, más cara es. Es por la cantidad de material que lleva. Una tabla corta, ronda los 400-500 euros. Al final, se trabaja bajo pedido. Hay una tienda en Madrid, ToxicWorld, donde vendemos las tablas de equilibrio, que también fabrico, así como monopatines, longboards... Tenemos un pequeño stand allí, para que las vean.

¿A qué lugares de España han viajado las tablas de Origen Surf? Van sobre todo al norte: Cantabria, Asturias, País Vasco y Galicia, pero también a Portugal. Normalmente las llevamos nosotros hasta el cliente, ya que son tablas muy especiales.

Además de tablas de surf, haces otro tipo de tablas también. Hago tablas de equilibrio. Las comerciales son muy caras, y cuando  cogen un poco de humedad, se rompen o se agrietan. Así que empecé a montar algo más alternativo, de madera. Y funciona igual o incluso mejor.

Mis tablas son macizas, de madera reciclada de abeto, y los rulos son tubos de pvc reciclados y forrados, y cuestan la mitad que las comerciales. Por ejemplo, nosotros las vendemos a unos 120 euros, y una de la misma característica de firma conocida, cuesta más del doble.