Reportaje

Casa Cultural Andaluza de Alcorcón:"El espíritu andaluz sigue vivo"

La casa andaluza de Alcorcón lleva más de 28 años de actividad en el municipio. Desde sus humildes comienzos en la calle Japón, han pasado por muchas etapas hasta convertirse en lo que es ahora, una casa cultural de referencia tanto para Alcorcón como para el resto de las casas andaluzas de la región. De hecho, su coro rociero es uno de los más codiciados en Madrid.

 

 

Fue en el año 1988 cuando se fundó la casa andaluza de Alcorcón en dos sedes distintas. Una en la calle Japón y otra en el propio Ayuntamiento. En el año 2002 se fusionan y cambiaron su ubicación a la actual, en la calle inspector Juan Antonio Bueno, 3. Son cerca de 290 socios de todas las edades. El coro rociero es uno de los puntos fuertes de la casa hasta el punto de apenas tienen huecos libres en su agenda de conciertos en toda la Comunidad de Madrid.

En el año 88 la Junta de Andalucía les reconoció como Casa cultural andaluza, después de llevar varios años trabajando por ello antes de alcanzar ese reconocimiento oficial. “Es muy complicado que te reconozca. Tienes que aportar mucha información y papeleo, demostrar que haces una serie de actividades orientadas mayoritariamente al municipio donde radicas y a Andalucía”, nos explica su presidente, Manuel Gil. 

En este trozo de Andalucía en Alcorcón hay actividad programadas cada tarde. Entre ellas destacan el coro rociero, las clases de canto, guitarra, sevillanas, costura, informática o zumba. Y es que con el paso de los años y la llegada de los hijos de los primeros socios, las propuestas para ellos se han adaptado a la demanda. En este contexto, lo que se enseña en las clases ya no es puramente cultura andaluza, sino que se juega un poco con los gustos del alumno.  Al final, de lo que se trata es pasar un rato divertido juntos. 

El precio de las clases es un gran aliciente. Va desde los 5 euros a como mucho 20 al mes en las de nivel avanzado para los socios de la casa, que además pagan una cuota de 8 euros al mes.

Además, todos los sábados o con motivo de fechas señaladas organizan algún tipo de evento especial para los socios, tales como baile-cotillón en Nochevieja, carroza de Reyes, Día de Andalucía, el ciclo cultural... 

También organizan recogidas solidarias de material escolar, conferencias sobre violencia de género, ciclos culturales o catas de vino. 

El coro rociero

Dentro de las actividades de la casa, destacan el coro rociero y el teatro. En estos caso, la asociación se hace cargo de su coste con el objetivo de potenciarlas y que el económico no sea un impedimento para nadie. Así que son gratuitas. 

El coro es uno de sus puntos fuertas, si no el más importante. Lo forman actualmente 22 personas. Estas navidades están que no paran. El Ayuntamiento cuenta con ellos para distintas actuaciones, entre ellas varias en los centros de mayores. Participan también en certámenes de villancicos con otros coros rocieros. “Durante el año, el coro tiene esos ciclos de puntos fuertes como son Navidad, Semana Santa, Feria de Abril y El Rocío. Vamos cambiando el estilo y eso siempre aporta dinamismo”, dice Manuel Gil.

El año que viene por primera vez van a realizar un festival de comparsas y chirigotas. Será el 19 de febrero en el Teatro Buero Vallejo. A la cita acudirán seis comparsas y dos chirigotas, todo también gratuito y pensado para el disfrute de los socios y el público en general. “Ha sido muy complicado traer a tantas comparsas por el gran volumen de personas que son (unas 100 personas)”, nos comenta el presidente de la casa andaluza alcorconera.

En el mes de marzo celebraron, en el teatro Viñagrande, un certamen de teatro de la Federación de Comunidades de Centro de España (FECACE) de la junta de Andalucía, de la cual son miembros. En el certamen acudieron grupos de León, Valladolid… 

De cara al año que vienen quieren organizar actividades para los adolescentes de manera que lleguen a tener su propio espacio dentro de la casa.

Andaluz… de corazón

Antiguamente había limitaciones a la hora de pertenecer a una casa cultural andaluza. Por ejemplo, era necesario ser andaluz de nacimiento. Esto ya no es así pues de lo contrario no podrían tener tantos socios ya que las nuevas generaciones tienen raíces lejanas con la tierra. De hecho, los últimos cuatro presidentes no han sido andaluces de nacimiento pero sí “andaluces consortes”. Así que ahora el único requisito para ser socio es que te guste vivir en un ambiente como el que tienen y comulgar en cierta manera con el espíritu y el amor por Andalucía.  “Cuando alguien decide hacerse socio, nos gusta conocerlo primero para que se integre en esta gran familia que somos”, nos aclara Manuel

La casa andaluza recibe ayudas de la Junta de Andalucía. Eso sí, la Junta fiscaliza su buen uso al detalle. Sin embargo, esa aportación no sirven para cubrir los gastos de todo cuanto se organiza en este rincón andaluz. El resto, se cubre con la ayuda de los socios y con las cuotas mensuales, que se subieron para poder mantener la calidad de clases y cursos.   

información

Casa Cultural Andaluza Alcorcón

Calle inspector Juan Antonio Bueno, 3. 

Tel. 91 611 98 02