Campamentos de verano: ¡a divertirse!

Como cada año, los niños acaban las clases y los padres nos llevamos las manos a la cabeza: ¿qué hacemos con ellos en casa tantas semanas? Hacer compatible el calendario escolar con el laboral no es tarea fácil y puede provocar más de una crisis familiar.

Campamentos de verano, ¡a divertirse!
Además de la cercanía, el precio, etc. lo más importante es que los niños se lo pasen en grande durante esos días.

Para solucionar este conflicto veraniego es fundamental que la oferta de campamentos sea amplia y variada en el lugar en el que vives. Puedes elegir entre oferta pública (colegios,  polideportivo municipal y ayuntamiento) o privada (colegios concertados, privados y centros deportivos o de ocio).

Están pensados para todas las edades y todos los gustos, tanto en Alcorcón como viajando fuera; pero, sobre todo, se hacen para que los niños se lo pasen muy bien y los padres podamos respirar tranquilos.

Otra alternativa son los campamentos urbanos organizados en organizados en julio por la mayoría de los centros escolares privados y concertados. Campamentos abiertos a todos, no solo a los alumnos del colegio.

 

Consejos para elegir campamento

El objetivo está claro: que nuestros hijos disfruten del verano practicando diferentes actividades y, cómo no, que aprendan cosas nuevas a la vez que se divierten. La oferta de campamentos de verano en la zona es de lo más variada y de una gran calidad.

Además de tener en cuenta los gustos y necesidades de nuestros hijos, no está de más contemplar los siguientes aspectos a la hora de contratarlos:

Proximidad al domicilio familiar. Importante ante alguna emergencia y por comodidad en el día a día.

Servicios. Teniendo en cuenta si ofrecen desayuno, comida... y qué servicios médicos incluyen.

Tipo de actividades. Deportivas (entre ellas piscina), artísticas, educativas, lúdicas… además de la titulación de los monitores.

• Si ofrecen idiomas y en qué niveles.

Calidad y seguridad de las instalaciones.

• El precio.