Reportaje

Lara Diloy, directora de orquesta

El tradicional concierto de Año Nuevo de nuestro municipio se celebrará el sábado 11 de enero a las 20 horas en el Teatro Buero Vallejo. Al frente de la Gran Gala estará Lara Diloy, directora de orquesta y fundadora del Coro de Voces Blancas Sinan Kay de Alcorcón. Tras esta entrevista hemos descubierto a una mujer fuerte, decidida y enamorada de su trabajo.

 

Esta joven directora de orquesta de Alcorcón tiene una amplia trayectoria que le ha llevado a trabajar en los principales teatros y auditorios nacionales, además de dirigir fuera de nuestras fronteras a la Varna Philharmonic Orchestra.

¿Por qué elegiste la dirección?Tras mis inicios musicales en la Escuela Municipal de Música de Alcorcón (entonces aún no era conservatorio), ingresé a los 16 años en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid en la especialidad de Trompa. Al finalizar mi formación en interpretación instrumental, me pareció importante completar mi preparación musical y cursé dirección de orquesta como segunda carrera superior.

Durante esos años compaginé los estudios con mi faceta como docente y con la colaboración en diferentes orquestas como trompista, pero al tener cada vez más contacto con la dirección, descubrí que quería expresar mi visión del mundo a través de la música, y desde el podio tenía muchas más posibilidades de hacerlo que desde el atril de la orquesta.

Hace cuatro años tomé una determinación que marcaría un antes y un después en mi carrera: centrarme exclusivamente en la dirección. Desde entonces, he tenido el placer de trabajar en lugares maravillosos como el Auditorio Nacional de Música, el Teatro Real, el Gran Teatre del Liceu o el Teatro de la Zarzuela; y la oportunidad de dirigir orquestas como la Bilbao Orkestra Sinfonikoa, la Joven Orquesta Nacional de España o la Oviedo Filarmonía.

¿Qué instrumentos tocas?Además de mi titulación superior en trompa, también he estudiado piano, herramienta que utilizo diariamente en mi actividad como directora de orquesta. Además, cursé un año de viola para conocer el funcionamiento de los instrumentos de cuerda y, por mi cercanía con el género lírico, me estoy adentrando en el conocimiento de la voz.

¿Cómo nació Sinan Kay?El coro de Voces Blancas Sinan Kay (cuyo significado es ‘armonía’ en maya), surgió en el seno de la Escuela Municipal y Conservatorio Profesional de Música de Alcorcón. Cuando trabajaba allí, ante la demanda de los más pequeños por el canto coral, propusimos un taller de iniciación que tuvo una gran respuesta entre los alumnos. A raíz de ello surgió un coro infantil que, tras dos cursos de actividad y crecimiento, por diversas circunstancias dejó de tener su horario en el centro.

Muchos de los padres y de los coristas quisieron continuar con el coro y, meses después, yo dejé mi trabajo como docente para dedicarme de lleno a la dirección. Bajo este marco, las familias crearon una Asociación Cultural y el Colegio Santísima Trinidad de Alcorcón nos acogió con los brazos abiertos.

Desde entonces han pasado cuatro años llenos de alegría y música. El 2019, en concreto, ha sido un año mágico, pues hemos participado en tres concursos de carácter nacional e internacional, siendo premiados en todos ellos, y hemos realizado actuaciones del más alto nivel, entre ellas nuestra reciente colaboración con el Teatro de la Zarzuela donde cantamos Mirentxu, junto a la maravillosa soprano Ainhoa Arteta.

¿Qué le dirías a un adolescente que quiera dedicarse a algo artístico?En primer lugar que, si es su pasión, no renuncie a ello. El arte es el alimento del alma y las profesiones artísticas no son menores, son tan importantes y necesarias como las demás. Hay mucho talento que se escapa porque la sociedad trata al arte como algo de naturaleza secundaria, un hobby con lo que uno no puede ganarse la vida.

En el arte, como en lo demás, hace falta gente preparada y con motivación para seguir evolucionando, para continuar siendo críticos, para mostrar la belleza, para regalar felicidad... Por eso es importante que familias, centros educativos e instituciones apoyen las inquietudes artísticas y las fomenten, pues el arte es un elemento esencial en nuestras vidas.

Por otro lado, recordar que son profesiones que requieren de sacrificio, esfuerzo y preparación constante, pero que cuando tu trabajo es tu pasión, todo eso se ve recompensado.

¿Te has encontrado incomprensión alrededor por tu trabajo? Tanto a nivel personal como profesional.La dirección de orquesta es una profesión tremendamente sacrificada. La mayor parte de la gente sólo ve el resultado final, pero hay mucho más trabajo que ponerse delante de la orquesta y dirigir. Formación, estudio, preparación de materiales, reuniones, viajes, ensayos...

Tengo la suerte de tener una familia y unos amigos que comprenden que puedo estar varios meses trabajando fuera o que tengo ensayos los días en los que ellos descansan, y siempre tienen palabras de apoyo y ánimo que me ayudan a seguir con fuerza en busca de mis sueños.

¿Cómo ves el papel de la mujer en la música clásica?Aunque el mundo de la música clásica ha sido tradicionalmente masculino, especialmente en mi campo, en la actualidad hay nombres femeninos de reconocido prestigio internacional: solistas como Anne-Sophie Mutter, Sabine Meyer o Alicia de Larrocha, directoras de orquesta como Marin Alsop o Susanna Mälkki, por poner algunos ejemplos, son grandes referentes.

Además, en los atriles de las orquestas aumenta la presencia de mujeres, siendo en algunos casos incluso mayoría, y las compositoras tienen cada vez más fuerza.

¿Qué significa para ti el Concierto de Año Nuevo en Alcorcón?Volver a dirigir en el Teatro Municipal Buero Vallejo de Alcorcón, delante de mis vecinos, amigos y compañeros, es un verdadero lujo. Estoy tremendamente orgullosa de la formación musical que he recibido desde mis inicios aquí, y me encantaría poder devolver a la ciudad todo lo que me ha brindado. Para mí es una oportunidad maravillosa de seguir contribuyendo a la vida cultural de Alcorcón, y creo que el público disfrutará mucho del programa que hemos preparado para la ocasión, que incluye fragmentos de zarzuela, ópera y, cómo no, los valses y polkas tradicionales de estas fechas.

¿Proyectos para el 2020?La verdad es que 2020 comienza con mucha energía. El día 3 de enero el Coro Sinan Kay participó en la gran Gala Concierto de Reyes de la Orquesta Sinfónica y Coro de Radio Televisión Española en La 2. Y ahora mismo estoy trabajando en la producción de Cecilia Valdés que podrá verse a partir del 24 de enero en el Teatro de la Zarzuela.  

Además, este nuevo año continuamos con el proyecto Más que Ópera que, tras el éxito de la temporada pasada en la que más de 2.500 niños descubrieron Carmen, abordaremos otro título de repertorio como L’elisir d’amore.

Por otra parte, estoy centrándome en desarrollar mi carrera fuera de nuestras fronteras y espero poder comentar muy pronto algunos proyectos internacionales.