Conoce a

Club de Triatlón Ondarreta Alcorcón

Jaime Fernández, director técnico del Club de Triatlón Ondarreta Alcorcón, repasa para Alcorcón al Día la actualidad y los objetivos de una escuela madrileña dedicada a la formación de jóvenes deportistas populares. Una escuela cuyo objetivo “es crear deportistas y, sobre todo, generar en los chicos un hábito por el deporte y la vida saludable”

 

¿Cómo y cuándo surgió el club? ¿Quién tuvo la iniciativa de formarlo?

La idea surge de Manuel Ramírez, que se inició en la natación con el entrenador del club de natación de Alcorcón y de waterpolo Claudio Camarena. Manuel propuso crear un club de triatlón en la ciudad, allá por el año 1997.
El proyecto se puso en marcha llamando a gente que encontraba atractiva esta modalidad deportiva. Ahí empezó todo.

¿Qué relación y qué importancia tiene Iván Moro en la escuela?

Iván es uno de los deportistas más importantes de Alcorcón. La escuela decidió homenajearle y optó por poner su nombre al club de triatlón. Él accedió y además acude con frecuencia a entrenar con los chicos, a carreras importantes del club… Estamos orgullosos de llevar su nombre allí donde vamos.

¿Cuántos socios son en la actualidad?

Contamos con 140 licencias, más de cien federadas que compiten, y con 40 chicos en la escuela entre 8 y 18 años.

¿Qué objetivos se fijan?

El principal crear deportistas y, sobre todo, generar en los chicos un hábito por el deporte y la vida saludable. Y les ofrecemos hacerlo a través del triatlón, una modalidad con varias disciplinas donde nadar, correr y montar en bicicleta, una especialidad completa y atractiva para ellos. Por encima de resultados y marcas, perseguimos crear en ellos una vida saludable y ofrecerles un deporte no tan conocido como el nuestro.

¿Quiénes forman el equipo del Club?

Está constituido por la junta directiva y un equipo técnico que propone iniciativas. Pero, sobre todo, lo conforman los socios que compiten a nivel popular y que configuran el grueso del club. Junto a ello, contamos con un equipo de competición que se creó para lograr los mejores resultados posibles: se prepara y compite en las pruebas más importantes de España.

¿Qué instalaciones tienen a su disposición?

Contamos con la pista de atletismo y la piscina de Santo Domingo, gracias a un convenio con el Ayuntamiento de Alcorcón propietario de esas instalaciones.

¿Cómo han evolucionado a lo largo de estos años?

Hemos progresado tanto en calidad como en cantidad. El Club nació como un grupo de amigos que quería practicar triatlón y hoy superamos los 140 socios. También ha crecido en calidad: hemos impulsado una de las escuelas de triatlón más importantes de la Comunidad de Madrid. Hoy ofrecemos a los chavales de la ciudad un sitio donde hacer deporte y evadirse un poco de sus estudios. Además, organizamos eventos deportivos en la ciudad, por lo que creo somos bastante importantes para el municipio.

¿Qué importancia conceden a la base de la escuela, los jóvenes?

Son clave para nosotros; aquí se forman como deportistas y personas. Creemos en el deporte base y por ello nuestra escuela cuenta un director técnico y cuatro técnicos, todos es pecíficamente cualificados en triatlón. Tener una escuela con gente formada al cargo dice mucho de nuestra apuesta por el deporte base.

¿Cuáles son los valores deportivos que utilizan? ¿Cómo les forman y motivan? ¿Qué les exigen para mejorar?

La exigencia de la escuela con los chicos no está relacionada con sus marcas ni con los resultados. Intentamos formarles como deportistas, que sepan entrenar, competir con deportividad, que sean honestos con los rivales, respeten a los jueces y lleven una vida saludable. En fin, que vayan mas allá de las marcas.

¿En qué se ven más fuertes, bicicleta, natación o carrera?

La idea es formar buenos nadadores. Digamos que los buenos triatletas, el triatleta maduro y que ya está hecho, es un buen nadador. Apostamos con los más pequeños por el acuatlón como base del triatlón. Esta disciplina surge para que los propios niños puedan introducirse en el deporte sin el riesgo o la complicación de la bicicleta de por medio, pues en acuatlón sólo se corre y nada. Intentamos formarles con una buena técnica, que sean buenos nadadores y buenos corredores. Con el tiempo, la bicicleta llega si de pequeño eres buen deportista.

Compiten a nivel nacional; ¿cuáles han sido sus mayores logros?

Los mejores resultados para el club llegaron en 2013, cuando hicimos segundos de la Liga Nacional de Clubs, cuartos de la Copa del Rey y cuartos en el Campeonato de España de Relevos.

¿Qué importancia creen que tiene la escuela para el municipio de Alcorcón?

El impacto sobre la población de Alcorcón es importante. Mucha de la gente que viene a ejercitar triatlón con nosotros es de aquí, del municipio, y nunca antes lo había practicado. Vienen a probar, a ver qué tal se les da y a conocer lo que es el triatlón. Han escuchado por amigos que está de moda o les han aconsejado que se apunten a un club de esta especialidad, otra forma de calar en el ciudadano de Alcorcón interesado en un deporte nuevo. En este sentido, promover activamente pruebas en el municipio provoca un gran impacto, pues son propuestas destinadas, sobre todo, a deportistas populares y una gran parte de la gente las puede hacer.

¿Cree que un deporte tan sacrificado como el triatlón está poco reconocido a nivel nacional?

Como la inmensa mayoría, por no decir el 90 por ciento de los deportes. No somos especiales en eso, sino conscientes de que los deportes minoritarios no generan audiencia o miles de lectores. Sin embargo, estamos seguros de que si se hablasen un poco más de los deportes minoritarios acabarían enganchando a mayor número de personas, que terminarían demandando más espacio en los medios de comunicación. Pero es complicado, hay un deporte rey que se come todo, el fútbol, y a partir de ahí queda poco para el resto.

¿Qué retos establecen a medio y largo plazo?

A nivel de escuela, seguir creciendo, dar a conocer un deporte nuevo para los chavales, generar buenos deportistas y mejores personas. Con el Club, sí que tenemos en mente objetivos más específicos: el equipo masculino está en segunda división y la meta prioritaria es devolverlo a primera este año. El femenino milita en primera, pero no hay que relajarse. Y a largo plazo, por qué no, estar entre los clubs punteros de España.