Política

Pacto local para superar la crisis provocada por el coronavirus

El acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento de Alcorcón y los agentes sociales contempla una amplio paquete de medidas de ámbito social, laboral y económico, entre las que destaca garantizar el suministro vital de agua, luz, gas y conexión de internet a las familias vulnerables.

 

El Ayuntamiento de Alcorcón, la Asociación de Empresarios y Profesionales de Alcorcón (AEPA), CCOO y UGT han firmado hoy el Pacto local por el desarrollo socioeconómico y el empleo tras la crisis del COVID-19.

El acuerdo contempla un amplio paquete de medidas de ámbito social, laboral y económico que busca abordar diferentes problemáticas y realidades tanto de empresarios como de trabajadores del municipio.

Ámbito social

  • Derecho a la educación, dotando a las familias de acceso tecnológico mediante conexiones a la red, equipos y puntos de impresión,
  • Garantizar el suministro vital de agua, luz, gas y conexión a internet a las familias vulnerables, en especial a las que hayan perdido significativamente ingresos a causa del COVID-19
  • Refuerzo y ampliación de los servicios vinculados a la dependencia, abordando áreas como la ayuda a domicilio o la teleasistencia, entre otras.

Ámbito económico

  • Apoyo a la hostelería mediante un sistema ágil que facilite a los establecimientos la puesta en funcionamientos de terrazas y veladores, siempre respetando las medidas preventivas para garantizar la distancia de seguridad. 
  • Impulsar la digitalización de las empresas 
  • Flexibilización del calendario fiscal, con incremento de pagos en periodo voluntario 
  • Sistema general de fraccionamiento de pago de las obligaciones fiscales y tasas municipales de hasta 48 meses sin intereses para aquellas empresas y profesionales que hayan visto afectada su actividad por el COVID-19
  • Puesta en marcha del pacto de reconstrucción, donde los agentes sociales participarán en el seguimiento de los nuevos presupuestos municipales

Todas las partes han destacado el clima de entendimiento, colaboración y buen ambiente de diálogo que ha caracterizado este proceso y aspiran a mantenerlo como mejor garantía para abordar la reconstrucción de Alcorcón tras la crisis sanitaria.