Educación

Vuelta a las aulas: ¿qué pasará en septiembre?

Con el curso acabado, la siguiente duda que nos asalta es: ¿cómo será el próximo curso? Lo cierto es que todavía no se sabe, solo existen directrices generales al respecto.

 

La vuelta a las aulas después del verano plantea varias incógnitas: qué medidas se van a tomar que garanticen una vuelta segura, de qué modo se van a reincorporar profesores y alumnos, y qué presupuesto hay para desarrollar todo lo anterior, entre otras muchas.

El presidente, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Gobierno destinará 2.000 millones de euros a fondo perdido –las comunidades no tendrán que devolverlo– para que las regiones puedan abrir los centros educativos con todas las mo- dificaciones necesarias para cumplir con las nuevas medidas de seguridad.

Las comunidades tendrán que modernizar las plataformas de aprendizaje online

Dos de ellas son: la bajada de la ratio (unos 20 alumnos por aula) y la puesta en marcha de programas de refuerzo para los estudiantes con más dificultades. Ambas desembocan en la contratación de nuevos docentes y la ampliación de las infraestructuras educativas.

Según los cálculos realizados por el sindicato CCOO, la adaptación de las escuelas al nuevo escenario requerirá una inversión de 7.385 millones, de los que 5.000 se destinarían a contratar 165.000 profesores nuevos, un 33% más de los que ya ejercen.

Las comunidades autónomas disponen de plazo hasta julio para publicar sus protocolos de seguridad para septiembre.Esto no significa que las comunidades se ahorren el gasto. Ellas también tendrán que poner dinero sobre la mesa para comprar dispositivos digitales, modernizar las plataformas de aprendizaje online de los centros educativos y, por supuesto, las obras de acondicionamiento para habilitar nuevos espacios.

En la Comunidad de Madrid

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso,  ha planteado, de momento, aumentar la distancia en las aulas y, si no es posible, reducir la ratio a 20 alumnos por clase. Por eso, la “nueva enseñanza” se estructurará alrededor de clases presenciales y online.

Los mayores retos son infantil y educación especial, ya que mantener la distancia social es tarea imposible. En cursos superiores se teme el aumento de fracaso y abandono escolar si no se hacen las cosas bien.

En Alcorcón

En los colegios del Grupo Casvi, por ejemplo, se sienten satisfechos con los resultados obtenidos con las clases online durante el confinamiento. Tanto que no descartan aplicar el mismo sistema el año que viene, si continua el coronavirus.

En los colegios Alkor y Villalkor han planteado varios escenarios de cara al próximo curso, que incluyen formación presencial y a distancia. Y han puesto en marcha un protocolo de prevención del covid-19.