Una larga Cabalgata de sonrisas

La Cabalgata de Alcorcón se celebró este año sin lluvia, pero con un vendaval de magia, ilusión, color... y sonrisas de miles de pequeños y sus familias, que recibieron a los Reyes Magos y su larga comitiva.

Una larga Cabalgata de sonrisas.
Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, al término en la plaza de España de la Cabalgata 2019 de Alcorcón.

Más de 30 carrozas, un millar de bailarines, 2.000 participantes en la comitiva y 128 kilos de caramelos llenaron de ritmo, luz y color las calles de Alcorcón para recibir la Cabalgata de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar.

La cita comenzó en la avenida de la Libertad, donde el alcalde de Alcorcón, David Pérez, acompañado de los concejales del equipo de Gobierno, saludó a los participantes de las carrozas que formaban la comitiva de los Reyes Magos.

Tras un largo recorrido de casi seis kilómetros por las calles del municipio, finalizó en la plaza de España, y el regidor entregó las Llaves de la Ciudad a los tres Reyes Magos.

Por su parte, el Rey Gaspar se dirigió a todos los niños y familias de Alcorcón para decirles que están muy contentos con ellos porque este año se han portado muy bien, y aprovechó para hacer una petición a los pequeños de la casa: "Que queráis mucho a vuestras familias, especialmente a vuestros padres y a unas personas muy importantes, vuestros abuelos".