Sergio de Diego: el bombero de Alcorcón que viaja a Ecuador

Sergio De Diego, bombero de Alcorcón, viaja junto a otras 14 personas hacia Ecuador para colaborar en el rescate y asistencia a las víctimas del brutal terremoto de magnitud 7,8, en la escala de Richter, ocurrido el domingo, en Ecuador, en la provincia costera de Esmeraldas, cercana a la frontera sur de Colombia.

Bombero Ecuador.
Un bombero de Alcorcón viaja a Ecuador para ayudar a las víctimas del terremoto.

El equipo desplazado, perteneciente a la ONG Bomberos Unidos Sin Fronteras, (BUSF), cuenta con personal de distintas especialidades, que se encargan de proporcionar ayuda en casos de graves catástrofes. El viaje, que da comienzo desde el aeropuerto internacional de Madrid, Adolfo Suárez, llevará una primera atención de emergencia en la zona. Posteriormente, la organización pretende enviar a más bomberos que colaboren con el contingente desplazado.

La solidaridad de Sergio De Diego ha sido elogiada por el alcalde de Alcorcón, David Pérez, quien se ha interesado en todo momento por el trabajo que se va a desarrollar en la zona, alabando la labor del bombero: “Para Alcorcón es todo un orgullo la presencia de personal del Cuerpo en una zona que ha quedado tan desbastada por este terrible terremoto. Sergio es un gran profesional que realizará una extraordinaria labor de ayuda a las víctimas y al que le deseo lo mejor ante este importante trabajo, además de que vuelva sano y salvo”.

Los Bomberos de Alcorcón, solidarios ante grandes catástrofes

Una vez más los Bomberos de Alcorcón se vuelcan para ayudar a las víctimas de desastres como el ocurrido en Ecuador. Entre otros, en 2015, Javier Aranda, bombero de la ciudad, acudió a Nepal para colaborar con los damnificados de dos seísmos de magnitud 7,8 y 8,1 en la escala Richter. Estas labores de ayuda se repitieron en 2013, cuando socorrieron en Filipinas a las víctimas del tifón Haiyan,  que dejó más de 6.000 fallecidos en todo el país.

En 2012, este trabajo voluntario de los Bomberos de Alcorcón le valió a la ciudad el premio “El Hombre y el Mundo”, otorgado por BUSF y que reconoce la implicación de personas e instituciones en causas solidarias como la intervención de emergencia en fenómenos naturales como terremotos, huracanes, tifones o catástrofes de cualquier otro tipo.