Sanidad

Refuerzo de información para los alérgicos

La Consejería de Sanidad refuerza a partir de este mes de abril el sistema de vigilancia e información diaria de los niveles de polen en la atmósfera, a través de la Red Palinológica de la Comunidad de Madrid (Palinocam), con objeto de que la población alérgica, fundamentalmente, adopte medidas de precaución.

 

La Red Palinocam elabora y envía, en días laborales de lunes a viernes, boletines informativos sobre los niveles de polen en la Comunidad de Madrid y mensajes SMS cuando se prevén niveles altos de polen. Además, actualiza en su web la información sobre los niveles de polen correspondientes al día anterior y la predicción de los niveles esperados para los próximos tres días (72 horas) de los tipos de polen que producen más alergia.

Durante este mes, se prevé la presencia en la atmósfera del polen de plátano de sombra, árbol con un periodo de polinización muy breve pero con gran presencia en los núcleos urbanos. En el mes de abril ya florecen algunas gramíneas, aunque es durante mayo y junio cuando lo hacen la mayor parte de ellas, que son de gran importancia para el paciente alérgico. 

El Sistema de Vigilancia del polen atmosférico se realiza a partir del muestreo ininterrumpido, los 365 días del año, del aire recogido por los once captadores volumétricos distribuidos por la región. Estos dispositivos aspiran aire captando el polen sobre una superficie adhesiva que se recoge todos los días de forma manual y se lleva al laboratorio, donde es analizada al microscopio óptico.

CONSEJOS PARA ALÉRGICOS 

La persona alérgica debe conocer el tipo del polen al que es alérgica, los periodos del año de polinización, los niveles, así como, si es posible, la predicción de los tipos polínicos. También debe seguir la medicación según las pautas prescritas por el médico y, en todo caso, evitar el contacto del polen con las mucosas de la boca, nariz y ojos, empleando gafas de sol y mascarillas. 

La Consejería de Sanidad recuerda que los fármacos antihistamínicos pueden producir somnolencia y disminución de la atención, lo que debe tenerse muy en cuenta a la hora de conducir y realizar otras actividades que requieran concentración. Se recomienda viajar en coche con las ventanillas cerradas (evitando, si es posible, desplazamientos en moto o bicicleta). 

En los domicilios, se aconseja utilizar el aspirador y bayetas húmedas para limpiar el polvo y evitar, así, la proliferación de ácaros, y emplear filtros de polen en el aire acondicionado de viviendas, igual que en los vehículos. 

Se debe tener en cuenta que las concentraciones de polen en la atmósfera son mayores a primera hora de la mañana y última de la tarde, y que aumentan de forma brusca los días de vientos fuertes y tormentas primaverales de alto contenido eléctrico.