Política

PP: desvío de dinero a Esmasa sin control e ilegal

El Partido Popular de Alcorcón asegura que el anuncio del gobierno municipal de destinar 1,8 millones de euros del superávit de 2018 a la empresa de limpieza no cumple con la ley y carece de control.

 

El Partido Popular de Alcorcón asegura que el ejecutivo municipal del Partido Socialista, con el apoyo de su socio de gobierno Ganar Alcorcón Unidas Podemos, ha decidido, "a sabiendas de saltarse la ley", destinar1,8 millones de euros del superávit del Ayuntamiento en el ejercicio de 2018 a la empresa municipal de limpieza y recogida de basura, Esmasa, la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón.

Según los populares, los partidos en el gobierno local pretenden  así "burlar la legalidad y no amortizar la totalidad del superávit generada por el gobierno de David Pérez, de más de 48 millones de euros, desviando dinero hacia Esmasa. Trámite ilegal, tal y como se refleja en el Tribunal de Cuentas, Ministerio de Hacienda y demás administraciones económicas competentes. El superávit debe ser amortizado íntegramente, sin capacidad de derivar ninguna cantidad de dinero" a otras partidas.

El grupo municipal del PP considera que se trata de un "peaje político" del PSOE a su socio de gobierno, cuyo líder, Jesús Santos, es actualmente presidente de Esmasa y fue trabajador y representante del comité de empresa en el pasado de la empresa municipal de limpieza. Los populares creen que al ejecutivo local no le importa el incremento del pago de intereses de la deuda que va a suponer para las arcas del Consistorio esta decisión.

Antecedentes

En estos momentos, Esmasa, aseguran desde el PP, es una de las empresas de recogida de residuos más cara de la zona sur de la Comunidad de Madrid. Cuenta con más 400 trabajadores y un presupuesto que supera los 27 millones de euros. La situación contractual de sus empleados, con "unos contratos blindados de más de 100 días de indemnización por año trabajado en caso de despido", son fruto de un acuerdo al que llegaron hace años los actuales socios del gobierno municipal, PSOE y Podemos, antes de perder las elecciones de 2011.

En la actualidad, concluyen los populares, la empresa ha recibido los camiones de recogida que compró el anterior equipo de gobierno, por lo que no tiene sentido seguir incrementando su presupuesto. El nuevo gobierno ha transferido en mes y medio mas de cuatro millones de euros a Esmasa.