Plan urgente de limpieza

El Ayuntamiento de Alcorcón anuncia un plan de choque con una batería de medidas urgentes para mejorar la limpieza de la ciudad. Se destinará una inversión de 4,7 millones de euros.

Plan urgente de limpieza.
Barredoras de la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón (Esmasa).

El equipo de gobierno municipal propondrá al consejo de administración de la empresa pública de servicios municipales Esmasa, encargada de la limpieza viaria, una batería de medidas urgentes para mejorar la limpieza de la ciudad.

El Consistorio anuncia para ello una inversión histórica de 4,7 millones de euros, para dotar a la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón de los camiones y equipos de última generación necesarios para elevar el nivel de limpieza de las calles de la ciudad.

El gobierno municipal afirma responder de esta forma a la demanda de los vecinos de Alcorcón de un mayor esfuerzo en el mantenimiento y limpieza de la localidad.

Equipamientos

Para aprobar esta adquisición de nuevos vehículos destinados a la recogida de basuras y enseres, y a la limpieza viaria está prevista la celebración de un consejo de administración extraordinario de Esmasa.

La empresa pública invertirá 2,5 millones de euros en la compra de 15 camiones pluma de carga superior para la recogida de basuras; 628.000 euros se destinarán a la adquisición de cuatro barredoras autopropulsadas de gran capacidad; 289.000 euros se destinarán a la compra de siete camiones auxiliares para la recogida de enseres; y 174.000 euros a la compra de tres furgonetas: dos más de las actuales con hidrolimpiadoras y una furgoneta-taller móvil. A esta partida para la renovación de vehículos se sumarán 350.000 euros para la renovación y arreglo de islas ecológicas.

Absentismo laboral

Paralelamente, Esmasa reforzará su plantilla con la incorporación de personal fijo discontinuo a las tareas de limpieza y recogida de residuos.

Además, se adoptarán otras medidas en el ámbito laboral, como la revisión y control del alto grado de absentismo detectado entre los trabajadores de esta empresa pública coincidiendo con los días de mayor acumulación de basura en la calle. Sobre una plantilla de unos 400 trabajadores, la media de bajas se sitúa en torno a los 50 empleados, habiéndose elevado este número hasta los 90 trabajadores en determinados días.

Vigilancia de islas ecológicas

Esta batería de medidas urgentes incluye una campaña de vigilancia policial de determinadas islas para evitar acciones intencionadas de deterioro de las mismas, o comportamientos incívicos por parte de quienes depositan la basura fuera de ellas, ocasionando un grave problema de salubridad pública.

El Ayuntamiento anuncia también una campaña de concienciación ciudadana para "recordar que el mantenimiento de la limpieza es cosa de todos". El alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha expresado su confianza en que las medidas adoptadas contribuirán a alcanzar "el estándar de calidad que queremos". El regidor reconoce que "la ciudad no está limpia: se producen acumulaciones de basura en las islas y determinadas zonas de parques o de calles no están tan limpias como nosotros desearíamos. Por eso hemos decidido coger el toro por los cuernos y aprobar un plan de choque".