Economía

Nuevas medidas para favorecer la actividad económica en Alcorcón

A raíz del Pacto Local por la Promoción económica y el empleo firmado con los agentes sociales hace unos días, el Ayuntamiento de Alcorcón ha modificado la Ordenanza Reguladora de Terrazas y Veladores y ha suspendido el pago del alquiler de los locales municipales.

 

La Ordenanza Reguladora de Terrazas y Veladores ha sido modificada para favorecer el reinicio de la actividad del sector hostelero con la reapertura de las terrazas al aire libre.

El Ayuntamiento estableció diversas áreas de concentración de este tipo de establecimientos – calle Mayor, Carballino, Timanfaya, Oslo, Avenida de Las Retamas y las Plazas de Ondarreta y Príncipes de España- para que pudieran ampliar el espacio de terraza exterior en un 76% como media. De este modo, los hosteleros pueden instalar las mesas correspondientes al porcentaje de su estudio particular.

El resto de establecimientos ubicados en otras zonas serán evaluados para que puedan ampliar sus terrazas y veladores a través de una declaración responsable.

Además, esta modificación incluye dos aspectos relevantes:

  • el cambio de horarios para adecuar el servicio a la situación actual 
  • la posibilidad de que los bares especiales (bares de copas, por ejemplo) puedan, por primera vez, instalar terrazas y siempre de acuerdo con las restricciones establecidas por la Comunidad de Madrid.

Estas modificaciones se debatirán y aprobarán en un Pleno municipal donde “esperamos contar con el mayor de los apoyos porque son muchas familias las que necesitan estos cambios para poder reactivar su negocio y donde se mostrará de forma expresa el compromiso del Equipo de Gobierno con este colectivo”, ha señalado Candelaria Testa, concejala de Hacienda.

Suspendido el pago del alquiler de locales municipales En esta Junta de Gobierno local también se ha aprobado la suspensión del pago del alquiler de locales municipales arrendados como negocio, siempre y cuando, no hayan podido ejercer su actividad o haberse reducido considerablemente la facturación (pérdida de ingresos superior al 75%) durante el periodo que hayan permanecido cerrados o dentro de los plazos de duración del estado de alarma y sus prórrogas.