Los consejos de los bomberos ante siniestros por el calor

El cuerpo de Bomberos de Alcorcón recuerda, con la llegada de las temperaturas altas, la importancia de seguir una serie de recomendaciones en caso de incendio, tanto en viviendas como en establecimientos comerciales.

Los consejos de los bomberos ante siniestros por el calor.
Vehículos del cuerpo de Bomberos de Alcorcón.

El cuerpo de Bomberos de Alcorcón ha recordado una serie de recomendaciones que han de seguirse en caso de incendio. Por ejemplo, dicen que es habitual encontrar puertas cortafuegos situadas en zonas comunes de comunidades de vecinos o garajes abiertas, lo que debe evitarse.

Además, subrayan de nuevo la importancia de no bloquearlas con extintores, areneros o cuñas, ya que son básicas para detener el avance de las llamas en caso de incendio.

También aconsejan verificar que las salidas de emergencia en comercios y centros comerciales no se encuentran bloqueadas con cadenas, maceteros o cualquier obstáculo que no permita una correcta evacuación. Y afirman que si se encuentra algún tipo de elemento que impida el correcto funcionamiento de éstas, debe informar inmediatamente a los responsables del establecimiento.

Asimismo, los responsables de tiendas tienen que tener presente la importancia de pasar los correspondientes controles en extintores, detectores de incendio o alarmas de aviso, dado que son obligatorios y básicos para la seguridad de todas las personas que se encuentren en el local.

En los garajes comunitarios se debe vigilar que los medios de extracción de humos de combustión funcionan correctamente y que, en caso de necesidad, no dificulten la salida de las instalaciones; porque una acumulación de estos humos puede provocar graves daños para la salud, como desmayos o mareos.

De igual modo, se recomienda la instalación de detectores de humo en las viviendas particulares, especialmente en los pasillos; y si se trata de una vivienda con varias plantas, instalarlos en cada una de ellas.

Finalmente, llaman la atención sobre la relevancia de controlar la combustión de aparatos como calderas o calentadores también durante el buen tiempo, sin descuidar su correcto funcionamiento; y realizar las revisiones periódicas para evitar problemas de seguridad.