Cultura

Los alumnos del Conservatorio Superior de Música de Madrid podrán realizar practicas en Alcorcón

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha firmado con el director general de Universidades e Investigación de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, José Manuel Torralba, un convenio de colaboración para que los alumnos que están estudiando en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid realicen prácticas externas en el Conservatorio “Manuel de Falla”, del municipio.

 

El alcalde de Alcorcón aseguró que “con la puesta en marcha de este convenio,brindamos la oportunidad a todos los alumnos del Real Conservatorio Superior de Madrid, que quieran llevar a cabo sus prácticas en el municipio, ya sean vecinos del mismo o que vivan próximos a la localidad, a que puedan realizarlas sin tener que desplazarse hasta la capital”. A lo que ha añadido que “somos una ciudad que ama la Educación, el Arte y la Música, y hoy estamos en un convenio que reúne todos esos ingredientes en un proyecto de futuro y colaboración que escribiremos juntos”.

Las prácticas, que tienen que hacer los alumnos, están contempladas en el plan de estudio superior de Grado en Música para que adquieran la formación integral que complemente con los conocimientos teóricos adquiridos.

Antes de que el alcalde de la localidad y el director general firmaran el convenio, el alumno del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, Héctor García, y actual alumno en prácticas en la escuela “Manuel de Falla”, interpretó un recital de piano.

El alumno, durante este año realizará tres horas semanales de prácticas en piano, con el objetivo de poder enseñar este instrumento a los niños pequeños que se quieran iniciar en esta disciplina.

El convenio tiene una duración de un año, que será prorrogable automáticamente, si ninguna de las partes comunica el término del mismo. Además, se establece que entre el alumno y la entidad pública colaboradora (Conservatorio Manuel de Falla), no puede haber en ningún caso una relación laboral. No puede haber una contraprestación económica por los servicios prestados.

En la firma del convenio también se establece que la entidad colaboradora pública deberá designar a un tutor que se encargue de garantizar el seguimiento del proceso formativo del alumno, así de comunicar cualquier tipo de incidencia sobre las prácticas al profesor. Del mismo modo, deberá facilitar al profesor o tutor el acceso a la entidad pública; revisar la programación de las prácticas junto con el profesor, si se estimase oportuno; facilitar al alumno la asistencia a los exámenes, pruebas de evaluación y otras actividades obligatorias y garantizar la confidencialidad.

Por parte de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte se comprometen a asignar a un profesor-tutor para prestar asesoramiento metodológico, técnico y académico que precise el alumno; realizará la evaluación de las prácticas desarrolladas; revisará la programación si se necesitara; garantizará que los datos de la entidad pública colaboradora sean tratados con carácter confidencial y que el desarrollo de la práctica no interfiera con el normal funcionamiento de las tareas propias de la entidad pública.

Por último, el convenio señala que se podrá excluir al alumno de seguir realizando las prácticas si deja de asistir varias veces y no justifica sus ausencias, si presenta una actitud incorrecta o se demuestra falta de aprovechamiento o incumple el programa formativo en el centro de las prácticas.