Las obras de la estación San José de Valderas, a buen ritmo

Las obras de modernización y, sobre todo, mejora de la accesibilidad a la estación de Cercanías de San José de Valderas avanzan a buen ritmo. Sus 10.000 usuarios diarios verán finalizadas las obras antes de este verano.

Las obras de la estación San José de Valderas, a buen ritmo.
La directora de Cercanías Madrid, Magdalena Bodelón; y el alcalde de la ciudad, David Pérez, en la visita con la prensa a las obras de estación de San José de Valderas.

Alcorcón al día ha podido comprobar in situ, durante una visita junto con la directora de Cercanías Madrid, Magdalena Bodelón; y el alcalde de la ciudad, David Pérez, que las obras de modernización y, sobre todo, mejora de la accesibilidad a la estación de Cercanías de San José de Valderas avanzan a buen ritmo.

Con la ejecución de estas obras, iniciadas el pasado 5 de junio y que está previsto terminen antes del verano, se eliminan las barreras arquitectónicas existentes, proporcionando a la estación itinerarios accesibles que conecten todos los niveles de una manera más cómoda para los más de 10.000 usuarios que tiene cada día. 

Los trabajos

Se va a rehabilitar totalmente la estación, con la construcción de una nueva fachada, una nueva rampa de acceso en tres tramos, la remodelación del vestíbulo, la instalación de ascensores accesibles, el recrecido de andenes o la instalación de luces led, entre otras actuaciones.

Además, estas obras también contemplan la mejora de las marquesinas que cubren ambos andenes, del solado, de las instalaciones eléctricas, de la megafonía y del vestíbulo.

Una inversión de 1,1 millón de euros para adaptar al siglo XXI la única estación del municipio en que no se había hecho hasta la fecha. Para llevar a cabo las mismas, están siendo necesarios una serie de trabajos sobre elementos existentes, así como la ejecución de otros nuevos, como escaleras, rampas, barandillas y señalización.

Tal y como explicaba la directora de Cercanías, hasta ahora se han realizado trabajos importantes que no se ven, pero que van a permitir, por ejemplo, eliminar las escaleras y desniveles que había en los pasos inferiores sobre las vías.