Educación

Las mejores claves para decidir bien

Se acercan las fechas en las que las familias comienzan a buscar, mirar y comparar colegios para sus hijos, sobre todo para aquellos que, por vez primera, van a pisar un aula de educación infantil. No es una tarea sencilla, pero con algunas pautas podemos conseguir tener las ideas más claras.

 

Las jornadas de puertas abiertas que organizan numerosos centros escolares son una magnífica oportunidad para conocer, de primera mano, cómo es el día a día de un colegio y para hacernos una idea de cómo podrían adaptarse nuestros hijos a ese entorno educativo, teniendo en cuenta que van a pasar la mayor parte de su tiempo allí.

¿Es más importante que el colegio tenga un programa completo de idiomas o que le dé más valor a las últimas novedades e innovaciones en educación? ¿Hasta qué punto son importantes las instalaciones? ¿Tendrán los profesores el nivel y la formación adecuada para la educación de mis hijos? Estas son solo algunas de las múltiples cuestiones que, más de una vez, han surgido en los padres y madres que buscan la mejor educación para sus hijos.

A tener en cuenta

Ideario del centro. Pregunta por su ideario para que los niños no encuentren grandes diferencias respecto a los valores que aprenden dentro de su familia.

Programa educativo definido y de calidad. Estudia con atención los planes de estudio y el modelo educativo del colegio. Conoce si se trata de un centro que emplea metodologías activas e innovadoras, si incorporan las nuevas tecnologías en el aula con el fin de apoyar los objetivos educativos, qué técnicas utiliza para desarrollar el aprendizaje del alumno, cuál es el criterio para evaluarles, si existe una orientación pedagógica, etc.

Resultados académicos. Un nivel académico excelente debe ir avalado por óptimos resultados externos (EVAU, titulaciones de idiomas...), acorde al proyecto de calidad educativa que nos ofrece el colegio. Por ejemplo, no solo debemos fijarnos en el número de alumnos que aprueban la primera convocatoria de EVAU. Tan importante (o más) es saber cuántos alumnos de los que se matriculan a comienzo de curso se presentan a estas pruebas externas y consiguen aprobarlas (y con buena nota).

Profesorado de calidad. Es importante conocer la cualificación del profesorado, su experiencia, si participan en distintos proyectos de innovación e investigación educativa, así como el tiempo que el colegio se ocupa y preocupa de su formación.

Reputación. Es interesante conocer el prestigio y reputación del colegio, saber si está avalado por destacadas instituciones externas con las que colabora de manera activa, si los alumnos y el colegio han recibido algún premio destacado, etc.

Idiomas. ¿Cuántas horas le dedica el programa educativo del colegio al idioma? ¿Cuántos idiomas ofrece el centro y desde qué cursos? ¿Colabora el colegio con alguna institución de idiomas de prestigio? Todas las familias desean que sus hijos sean bilingües, pero hay que destacar que esta meta no debe conseguirse de cualquier forma. Es muy importante que nuestros hijos adquieran una sólida competencia en idiomas sin que ello sea a costa de perder competencias en el resto de materias y en la lengua nativa.

Permanente comunicación con los alumnos y las familias. ¿Qué criterios de información sigue el colegio con los padres respecto a la evaluación de sus hijos? Es importante que, en todo momento, y a través de tutorías personalizadas y constantes, estemos al tanto de la evolución de nuestros hijos, sus progresos o dificultades en el día a día y conocer qué hace el colegio por resolverlos.

Convivencia. Es fundamental lograr una cohesión entre los alumnos, los profesores y las familias. ¿Tiene el colegio algún plan de convivencia que vele por el cumplimiento de valores como la tolerancia, la empatía, el trabajo en equipo, el compañerismo o la solidaridad?

Infraestructuras. ¿Cómo son las aulas del colegio? ¿Incluyen todo el material preciso para el desarrollo efectivo de las asignaturas? ¿Hay aulas temáticas? ¿Dispone de las instalaciones necesarias para desarrollar actividades deportivas (pabellón multideporte, piscina...)?

Deporte. Todos conocemos los preocupantes datos sobre la creciente obesidad infantil. Con el fin de frenar esta peligrosa tendencia es importante que el colegio que elijamos dedique una parte de su proyecto a fomentar hábitos saludables y la actividad física entre sus alumnos.

Atención a la diversidad. ¿Admite el colegio a alumnos con necesidades o capacidades especiales? En caso afirmativo, ¿Cuántos alumnos por clase?, ¿Cómo se trabaja con ellos en el día a día?, ¿Tienen actividades individualizadas o de refuerzo para ellos?, ¿Se les hace algún tipo de seguimiento?

Actividades extraescolares. No se trata de cargar con más horas lectivas a nuestros hijos, sino de que realicen otro tipo de actividades complementarias y que les hagan desconectar de la rutina del día a día y desarrollar, a su vez, nuevas competencias y habilidades.

Salidas culturales. ¿Con qué frecuencia se realizan? ¿Qué lugares se visitan? ¿Con qué objetivo? Es importante que los alumnos realicen salidas fuera del aula, como complemento a lo aprendido dentro del colegio.

Comedor. ¿Cuenta el colegio con comedor? ¿Cómo es el menú diario? ¿Ofrece una alimentación saludable? ¿Por quién está avalado? Y, en caso de no querer el menú del colegio, ¿puede el niño llevar su propia comida?

Sostenibilidad y respeto al medio ambiente. ¿Qué medidas toma el colegio respecto al cuidado del medio ambiente? ¿Se rige por alguna normativa? ¿Hay alguna asignatura o materia específica sobre el tema?

Transporte. Si la distancia de casa al colegio es grande, ¿cuenta el centro con una ruta escolar que me pueda venir bien? ¿Cuál es su precio?

Reputación, testimonios. Posiblemente, uno de los puntos más importantes a la hora de tomar la decisión final. Igual que hacemos antes de ir a un restaurante o a un hotel, cuando leemos las opiniones de otros usuarios, hagamos lo mismo con el colegio por el que vamos a optar. Busquemos comentarios de antiguos alumnos, y de padres y madres de alumnos actuales.

En resumen, un colegio se palpa desde dentro, visitándolo, preguntando, mirando y comparando.