La Policía salva la vida a un vecino

Agentes de la Policía Municipal de Alcorcón han salvado la vida, gracias a un desfibrilador, de un vecino de 68 años que sufrió una parada cardiorrespiratoria cuando paseaba en el entorno de la avenida de las Retamas.

La Policía Municipal salva la vida a un vecino.
Agentes de Policía Municipal de Alcorcón han salvado la vida de un vecino de 68 años gracias a un desfibrilador.

Agentes del cuerpo de Policía Municipal de Alcorcón han salvado la vida a un varón de 68 años, que había entrado en parada cardiorrespiratoria en el entorno de la avenida de las Retamas.

Todo ocurrió en la tarde de ayer jueves 25 cuando el hombre, que se encontraba paseando por la zona, sintió un fuerte dolor en el pecho y se desplomó.

La emisora del Centro Unificado de Seguridad recibió el aviso e inmediatamente un vehículo patrulla se trasladó al lugar para auxiliarle. Una vez en la zona comprobaron cómo el hombre, que portaba un marcapasos, estaba siendo atendido por dos personas que le realizaban la maniobra de reanimación cardiopulmonar.

Los agentes de Policía Municipal tomaron el relevo usando un desfibrilador semiautomático que realizó las descargas necesarias hasta que el hombre salió de esa parada.

El resto de la atención médica fue realizada por personal de una UVI móvil y de Cruz Roja, quienes trasladaron al paciente al Hospital Universitario Fundación de Alcorcón.

Desfibriladores

La ciudad cuenta con 33 desfibriladores repartidos en edificios municipales: polideportivos, bibliotecas, colegios, centros culturales, centros de mayores, el Ayuntamiento, la Escuela Municipal de Música, así como en las instalaciones del Centro Unificado de Seguridad. Además de los instalados en establecimientos privados.

Regularmente se imparten cursos de formación en primeros auxilios y en el uso del desfibrilador semiautomático entre los vecinos de la localidad.