Educación

La Escuela Víctor Ullate cierra... y se defiende

La Escuela de danza de Víctor Ullate ha anunciado que cesa sus actividades en Alcorcón. El actual gobierno municipal le había acusado hace un mes de estar en situación irregular.

 

La Escuela Víctor Ullate ha anunciado el cese de las actividades en sus centros de Alcorcón, dos sedes que atienden a cerca de 600 alumnos en clases de distintas disciplinas cuya base es la danza. La decisión se toma, ha comunicado el centro, "a raíz de las recientes manifestaciones aparecidas en la prensa en las que se señala a la escuela de, presuntamente, estar en situación irregular".

La Escuela Víctor Ullate aclara en un comunicado que hasta hace unas semanas no fue informada de los hechos de los que se le acusa, que siempre ha cumplido con sus obligaciones y que su objetivo siempre ha sido  ofrecer un valor añadido a la oferta cultural del municipio y no lucrarse, dado que sus actividades en Alcorcón no son rentables.

Antecedentes

La relación con el Ayuntamiento, recuerdan desde la Escuela, se inició cuando el PSOE estaba a cargo del gobierno local y se firmó un convenio de colaboración por el que, a cambio de utilizar espacios de los centros culturales Los Pinos y Viñagrande, la Escuela realizaba actuaciones gratuitas de la compañía profesional, el Víctor Ullate Ballet; actividades de danza en los que participaba el público del municipio; actuaciones de los alumnos de la Escuela en centros culturales y teatros; o animación en fiestas patronales, entre otros. Además, ofrecía en sus sedes de Alcorcón precios con descuentos de hasta un 50% con respecto a sus tarifas.

Este convenio se fue renovando de forma periódica, explica la Escuela; cuando se produjo un cambio de gobierno con la entrada del PP, el centro continuó sus actividades. El ejecutivo local del Partido Popular no informó a esta institución educativa, aseguran, sobre "irregularidad alguna pese a que, a la luz de los hallazgos de hoy en día, las condiciones del convenio inicial habían cambiado".

Este año, con la llegada del nuevo gobierno del PSOE al Ayuntamiento y durante una revisión sobre la situación de las instituciones del municipio, en un Pleno celebrado a principios de noviembre, el gabinete local anunciaba que las escuelas Víctor Ullate y Antonio Canales "llevan seis años sin contrato", en una situación "ilegal" y sin asumir "el pago de los suministros·".

Al enterarse, la Escuela Víctor Ullate se puso en contacto con el Consistorio y le comunicó que en todo momento "hemos hecho lo que el ejecutivo local nos ha pedido, hemos aportado la documentación que nos han solicitado y hemos pagado todo lo que se había acordado en el único convenio que se ha firmado". La Escuela, insiste, "desconocía las condiciones por las que se le señala en la actualidad; la institución no podía pagar algo que nunca le pidió el anterior gobierno".

Ante esta situación, la Escuela Víctor Ullate ha optado por no seguir con su actividad en Alcorcón, pues no quiere permanecer en situación irregular, cuando "se le acusa de lucrarse indebidamente de una actividad que no le es rentable".