Ganar propone cubrir las plazas de policías municipales que adelanten su jubilación

Este año entra en vigor un real decreto que permite adelantar su edad de jubilación a los policías municipales. Una situación que puede afectar al 10% de la actual plantilla de 260 agentes en el cuerpo de Alcorcón.

Ganar Alcorcón propone cubrir las plazas de policías municipales que adelanten su jubilación.
Este año entra en vigor un real decreto que permite adelantar su edad de jubilación a los policías municipales.

El grupo municipal Ganar Alcorcón ha presentado una moción al Pleno en la que insta al gobierno del Partido Popular a la elaboración de un plan integral de movilidad y reestructuración dirigido a cubrir la dotación de plazas de la Policía Municipal.

Esta formación cree imprescindible la previsión, a través de la puesta en marcha de un plan, para aportar soluciones a las posibles incidencias que se pueden producir tras la próxima entrada en vigor del real decreto que permitirá reducir la edad de jubilación de los miembros de las policías locales.

Esta circunstancia, creen en este grupo municipal. supondrá una modificación sustancial de la situación del personal de la Policía Municipal de Alcorcón, ya que, desde el momento en el que entre en vigor el citado decreto, estiman que sólo en el primer año se encontrará en situación legal de adelantar su retiro aproximadamente un 10% de la plantilla, que actualmente es de unos 260 agentes.

El plan

Jesús Santos, portavoz de Ganar Alcorcón, ha declarado que "hay que tener en cuenta que dicha plantilla tiene una media de edad elevada, además de haber sufrido recortes en lo que a nuevas plazas e incorporaciones se refiere".

El plan que solicita Ganar Alcorcón, explica este grupo municipal, contemplaría, a partir de la puesta en marcha de una comisión, un análisis de la situación laboral de los policías municipales; determinaría la incidencia del real decreto por el que se establece el coeficiente reductor de la edad de jubilación; elaboraría los criterios para suplir las jubilaciones inminentes que se puedan producir; estudiaría la forma jurídica parar cubrir las bajas de los agentes (creación de nuevas plazas de funcionarios, movilidad, etcétera); y determinaría los criterios técnicos necesarios para el acceso a los puestos.