El PSOE de Alcorcón, descontento con la gestión de ESMASA

Para los socialistas, se trata de una gestión caótica, lo que considerán repercute en la limpieza de la ciudad.

ESMASA
El Gobierno adquiere una grúa de 21 metros tras invertir 128.000 euros en material.

“La caótica gestión que PP está efectuando en Esmasa está provocando no sólo un grave perjuicio a esta empresa pública y a sus trabajadores sino a todos los ciudadanos de Alcorcón, que están sufriendo un importante deterioro en las calles de la ciudad: suciedad, insuficiencia de recursos para acometer las labores de recogida de residuos, isletas rotas y en mal estado, una deficiente recogida de la hoja…”, ha señalado Miguel A. González, concejal socialista responsable de esta área y miembro del Consejo de Esmasa como concejal de la oposición.

Para el concejal, “si bien esta terrible dejadez se remonta a la entrada del PP en el Gobierno municipal, basta analizar los primeros meses de este mandato para comprobar que la gestión de esta empresa se basa en el caos y la incompetencia“.

En este sentido, ha recordado que “el primer presidente del Consejo de Administración de Esmasa, Javier Rodríguez Luengo, fue el más fugaz en su cargo: su nombramiento y cese se produjeron con una diferencia de tan sólo dos meses”, tras lo que ha añadido que “el actual Presidente, Ignacio González Velayos, tampoco ofrece demasiadas muestras de eficiencia en la gestión como responsable de la empresa”.

“Resulta indignante que el Gobierno mire para otro lado y mantenga a sus cargos de confianza no acuden a trabajar ni cumplen con las funciones para las que han sido contratados con dinero de las arcas municipales, como ha ocurrido en este caso y como ocurrió con Belén Húmera -imputada por posible prevaricación en la trama Gürtel-, tal y como ya denunciamos en su momento”, ha declarado.

Además, el PP “ha intentado contratar hasta en dos ocasiones a un cargo de confianza más, un director gerente, que coincidió en mandato con Húmera como fue concejal de Deporte en el Ayuntamiento de Boadilla –municipio lamentablemente muy relacionado en dicha trama corrupta por los medios de comunicación-, donde también fue personal eventual”,  “sin embargo, una vez más, los consejeros de Esmasa de la oposición logramos frenar esta nueva contratación”. Asimismo, ha recordado que “el Gobierno incorporó otro cargo de confianza en la empresa desde el mandato pasado, si bien no ofrece ningún tipo de transparencia en cuanto a una contratación que ofrece serias dudas”.