El nuevo colegio en Ensanche Sur, el curso que viene

El Ensanche Sur de Alcorcón contará con un nuevo colegio el próximo curso 2019-2020. También el próximo año comenzarán las obras de dos nuevos centros de salud en ese mismo barrio y en Parque Oeste.

El nuevo colegio en Ensanche Sur, el curso que viene.
Reunión de los gobiernos de Alcorcón y la Comunidad de Madrid.
El nuevo colegio en Ensanche Sur, el curso que viene.
Plano de la parcela en la que se ubicará el nuevo colegio en Ensanche Sur.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha anunciado que Alcorcón contará con un nuevo Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) en el barrio del Ensanche Sur el próximo curso académico 2019-2020.

Según las previsiones, las obras darán comienzo en el primer trimestre del año 2019, en la parcela ubicada entre las calles Ocho de Marzo, Ciudadanía, y Democracia, cuya cesión fue aprobada el pasado mes de marzo.

La Comunidad ha iniciado los trámites para pedir a la Casa Real que este nuevo centro educativo lleve el nombre de la Reina Letizia, una iniciativa propuesta por el alcalde de Alcorcón, David Pérez.

Inversiones regionales

David Pérez ha recordado que gracias al nuevo Plan de Inversión Regional (PIR), el municipio va a invertir alrededor de 1,2 millones en la mejora y rehabilitación de los 22 colegios públicos con los que ya cuenta la ciudad. También se invertirán 1,2 millones de euros en la remodelación de varias calles en el polígono Urtinsa; y a la mejora del alumbrado, con la sustitución de las actuales luminarias por otras de led, se destinarán otros 1,2 millones.

El presidente regional también ha anunciado que las obras para la construcción de dos nuevos centros de salud, uno en el barrio de Parque Oeste y otro en el Ensanche Sur, comenzarán en 2019. La inversión estimada para la construcción de ambos centros por parte de la Comunidad asciende a siete millones de euros.

Garrido ha adelantado, asimismo, que el 14 de octubre finalizarán las obras de la línea 12 del metro que, con una inversión de 24 millones de euros, acabarán con los problemas de vibraciones y mejorarán notablemente el confort de los viajeros y la velocidad de los trenes.