El colegio Miguel de Cervantes, premio a la educación contra la pobreza

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo ha galardonado al centro de infantil, primaria y ESO Miguel de Cervantes de Alcorcón por un proyecto en aras del desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza.

El colegio Miguel de Cervantes, premio a la educación contra la pobreza.
Representantes de los 15 centros educativos premiados por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), muestran sus galardones.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) ha otorgado los premios nacionales de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer a 15 centros educativos que han impulsado proyectos comprometidos con la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible.

Entre ellos se encuentra el Centro de Educación Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria Miguel de Cervantes de Alcorcón, por un proyecto bautizado con el nombre de Cervantina I que trabaja la educación inclusiva, la empatía, la igualdad de género, el desarrollo sostenible, el respeto al entorno, la solidaridad, y la educación para la paz, contra la pobreza y la exclusión social, y para la justicia social.

Los galardonados en esta décima edición de los premios han sido centros de primaria, secundaria y Formación Profesional de Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid, Navarra y Alhucemas (Marruecos).

Todos han desarrollado proyectos destinados a concienciar y fomentar la participación del alumnado para acabar con la pobreza. Los centros premiados han tenido la oportunidad de viajar a República Dominicana donde participaron en un seminario para el intercambio y formación de buenas prácticas y experiencias.

El proyecto del centro educativo Miguel de Cervantes que ha sido reconocido está basado en la metodología del escape room, creando una serie de actividades en las que los alumnos han de resolver distintos enigmas, viajando por diferentes países de Europa. A través de esta experiencia educativa, trabajan la educación inclusiva, implicando al alumnado y al resto de la comunidad educativa.