El Ayuntamiento urge a la Comunidad a retirar aceite de colza

El Ayuntamiento de Alcorcón insta a la Comunidad de Madrid a retirar aceite de colza "peligroso", localizado en un almacén de la calle Ebanistas.

El Ayuntamiento urge a la Comunidad a retirar aceite de colza.
Nave en la calle Ebanistas de Alcorcón con 200 metros cúbicos de aceite de colza.

El Ayuntamiento de Alcorcón ha instado a la Comunidad de Madrid a retirar cerca de 200 metros cúbicos de aceite de colza localizados en una nave ubicada en la calle Ebanistas de nuestra ciudad.

Los días 2 y 3 de julio se acometieron las gestiones pertinentes para agilizar la destrucción de este residuo en condiciones seguras, debido a su carácter "peligroso" en aplicación de la Orden MAM/304/2002 del 8 de febrero de 2010.

La concejalía de Sostenibilidad, Movilidad y Energías Renovables ha solicitado a la consejería de Medio Ambiente de la Comunidad, órgano responsable en este ámbito, la retirada y destrucción del aceite de colza.

El 2 de julio se facilitó el acceso a la nave –tapiada por seguridad– a personal contratado por la Comunidad para que pudiera tomar las muestras de los residuos. También participó también el servicio de Bomberos y de Prevención de Riesgos Laborales del Consistorio, que verificaron la seguridad para toma de muestras en altura a la empresa contratada por el Ejecutivo regional. También estuvieron presentes agentes de la Policía Municipal y personal de la concejalía de Sostenibilidad, Movilidad y Energías Renovables. El 3 de julio se terminó de recoger las muestras e inventario programadas por la administración autonómica, sin ninguna incidencia, y la nave fue clausurada y tapiada de nuevo por los servicios municipales.

Falta de celeridad

Ahora, tras los resultados que se obtengan de las muestras tomadas, será la consejería de Medio Ambiente de la Comunidad la que realice el procedimiento de contratación para la retirada y destrucción del aceite de colza.

El concejal de esta área, Carlos Carretero, ha mostrado su preocupación por "la falta de celeridad mostrada por la Comunidad de Madrid en la retirada de estos residuos considerados peligrosos y que permanecían almacenados desde hace décadas a pesar de la existencia de una orden judicial de 1981". Si bien ha añadido que "esperamos que a partir de ahora exista un compromiso firme por parte de las autoridades competentes para resolver este tipo de incidencias, sobre todo cuando se trata de un tema de salud pública y preservación del medio ambiente".