David Pérez: “En esta legislatura crearemos 4.000 puestos de trabajo”

Se cumplen siete meses del segundo mandato de David Pérez como alcalde de Alcorcón. A punto de aprobarse los presupuestos municipales, hemos hablado con él de aquellos temas que afectan de lleno a los vecinos del municipio, incluyendo empleo, impuestos, limpieza, seguridad, y cómo no, educación.

David Pérez, alcalde de Alcorcón.
David Pérez, alcalde de Alcorcón.
David Pérez, alcalde de Alcorcón.
David Pérez, alcalde de Alcorcón, durante la entrevista.

Estamos en una segunda legislatura complicada, ya que se perdió la mayoría absoluta. Gracias a la abstención de Ciudadanos fue posible su investidura como alcalde. ¿Qué balance realiza de estos primeros meses de gobierno? Alcorcón se ha salvado de caer en manos de los partidos de izquierdas, a pesar de que aquí también lo intentaron ya que se unieron el PSOE, Ganar Alcorcón e Izquierda Unida. A mi modo de ver, estas uniones desvirtúan la voluntad popular y comprometen el desarrollo de los municipios. Desde el punto de vista de la gobernabilidad, es bueno para Alcorcón porque seguimos con las mismas políticas que pusimos en marcha en la pasada legislatura y que están dando buenos resultados. Destacaría, en este sentido, el cambio de tendencia en el empleo.

¿Cuál ha sido la evolución del paro en el municipio? ¿En qué medida es mérito o consecución de las políticas locales? Hemos pasado de destruir 3.500 empleos al año con el anterior equipo de gobierno, a crear 1.600 empleos. Es un cambio de tendencia.  Si continuamos con la actual tendencia de generación de empleo, nuestro objetivo es que en esta legislatura se creen 4.000 puestos de trabajo en Alcorcón, entre empleo directo e indirecto.

Somos conscientes de que este éxito es de todos los vecinos de Alcorcón y que el mérito es de los creadores de empleo: los comerciantes y empresarios. Luego las administraciones también tenemos algo que decir. Y es que hemos puesto en marcha políticas que han permitido la creación de empleo, como el pago de deudas, la generación de confianza, el apoyo y la atracción de inversiones. 

Por ejemplo, en el caso de Bauhaus, una gestión nuestra permitió que esa empresa viniera a Alcorcón, iniciativa que va a crear muchos empleos directos. También es labor del Instituto Municipal de Empleo (Imepe), entidad que estaba prácticamente muerta porque la mala gestión y ahora ha actualizado su base de datos, está ayudando a los desempleados inscritos para que mejoren su empleabilidad, ofrece un montón de cursos de formación, organiza talleres de todo tipo para fomentar el emprendimiento, etcétera. 

¿Para cuándo los presupuestos municipales? ¿En qué aspectos van a poner el foco? Estamos ultimando el borrador y es posible que en febrero estén listos para iniciar su tramitación en el pleno. Van a ser unos presupuestos participativos, pues se está teniendo en cuenta la opinión de muchos colectivos de ciudadanos y la de los distintos partidos políticos, así como de Ciudadanos, que tiene mucho que aportar. 

Por quinto año consecutivo, serán unos presupuestos equilibrados: no se va a gastar más de lo que se ingresa. Un año más, va a haber también superávit. La única instrucción que he dado a los concejales ha sido que las partidas sociales no se recorten, así que se blinda el gasto social, especialmente el relativo a mayores, discapacidad, educación, familia... También van a estar volcados en el empleo. Porque además de destinar partidas a reducir la deuda heredada del último gobierno municipal del PSOE, se siguen contemplando grandes proyectos generadores de empleo como el desarrollo de los polígonos, el apoyo al comercio, etc. 

Política social con apoyo a las familias, empleo, seguridad, y la conservación de la ciudad han sido nuestras líneas desde que hemos llegado al gobierno.

¿Van a reducir los impuestos? El Ministerio de Economía y Hacienda nos obliga a mantener los ingresos municipales en las cantidades mínimas previstas en el plan de ajuste. Y nosotros ya estamos ahí. En este momento, ya hemos bajado o congelado todos los impuestos que estaban en nuestras manos tanto como desde Economía y Hacienda nos han permitido. Así que nuestro margen es muy pequeño en este sentido. A pesar de ello, hemos aumentado las bonificaciones las familias numerosas en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). El resto de las tasas se han congelado y algunas las hemos reducido en la medida de nuestras posibilidades.

Unos presupuestos para los que van a necesitar el apoyo de otros partidos políticos para aprobarlos… Sí, pero no tenemos problema en hablar con otros partidos. Todo lo contrario, es una oportunidad para escuchar a unos y a otros. En el caso de Ciudadanos, que es probablemente el partido que necesitamos para sacar adelante estos presupuestos, tendremos en cuenta sus planteamientos e intentaremos, en la medida de lo posible, integrarlos en ellos. Pero sobre todo lo que vamos a tener en cuenta es la opinión de los vecinos de Alcorcón, con los que estamos en permanente contacto a través de los concejales, que están en la calle, y de los colectivos y barrios implicados.

Hablemos de seguridad. ¿Qué políticas municipales se están llevando a cabo? Hemos conseguido ser una de las cinco ciudades más seguras de la Comunidad de Madrid. Eso es gracias al trabajo de la Policía Nacional, la Policía Municipal, y a la colaboración entre ambas. Pero también de las políticas que hemos impulsado desde el Ayuntamiento. Políticas, por ejemplo, como la Policía de Proximidad, con agentes repartidos por todo el municipio. Se ha hecho una gran labor en los colegios para velar porque haya un entorno seguro. 

En cuanto a los equipos de emergencia, construimos, con el apoyo de la Comunidad de Madrid, una torre para los bomberos, y adquirimos un vehículo autoescala que ya se ha utilizado en sus operativos. Al final esos medios y el apoyo que damos a los bomberos se traduce en que se han salvado vidas en Alcorcón gracias a su gran trabajo y profesionalidad.

Hay muchos vecinos que se quejan de la falta de mantenimiento y de limpieza. ¿Qué se va a hacer al respecto? No estoy satisfecho con el nivel de limpieza que hemos conseguido hasta ahora. En general, los trabajadores de la limpieza hacen su trabajo correctamente, aunque también los hay que no. A los 400 trabajadores de la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón (Esmasa) se les blindaron los contratos una semana antes de las elecciones de 2011, con condiciones salariales muy por encima de lo razonable. La empresa, con una deuda de 12 millones de euros, se había convertido en una agencia de colocación de familiares, amigos y camaradas del PSOE e Izquierda Unida. Nosotros hemos profesionalizado la empresa y la hemos saneado. Hemos reducido la deuda a sólo un millón de euros, hemos renovado la flota de vehículos, cambiado protocolos de trabajo, y ahora, lo que falta, y vamos a afrontar en esta legislatura, es el control del trabajo de los empleados. Hay muchos empleados que hacen correctamente su trabajo, pero otros muchos no están dispuestos a hacerlo, y la imagen de estos trabajadores es mala por quien no cumple su tarea. Mi objetivo en esta legislatura va a ser que los empleados de Esmasa que no lo hacen cumplan de forma adecuada su labor, como ya realiza la mayoría.

Educación es una competencia de la Comunidad de Madrid. ¿De qué forma compete al Ayuntamiento ayudar a la comunidad educativa de la ciudad? Por ejemplo en las ayudas y subvenciones, organización de colonias escolares, la organización de campañas en las que participan los colegios (deportivas, medio ambiente…). Hemos priorizado en educación aumentando año tras año en cada presupuesto la cantidad destinada a este fin, y éste no va a ser una excepción. La conservación de los edificios de los colegios sí es competencia nuestra, muchos están muy anticuados y tienen muchos desperfectos. Hasta que llegamos al gobierno municipal, se les debía pagar 3.000 euros anuales para conservación, pero esto no se cumplía. Al llegar, hemos pagado deudas atrasadas y aumentado esa cantidad hasta los 5.000 euros. 

El anterior Plan General de Ordenación Urbana está siendo revisado, ya que fue anulado por el Tribunal Supremo. ¿En qué va a cambiar y qué desarrollos urbanísticos están previstos? Estamos en conversaciones con el Colegio de Arquitectos y con expertos para definir la ciudad desde su origen hasta su desarrollo de forma adecuada. Tenemos varios frentes abiertos. Uno es El Lucero, donde irán Ikea, Bricomart y Bauhaus, y que está muy avanzado. Otro, el barrio de El Retamar de la Huerta, del que llevamos varios meses sin hablar pero donde no se ha parado de trabajar. A lo largo de este año comenzarán los trabajos de desarrollo del mismo. Es un barrio de 3.500 viviendas muy cerca de El Lucero. 

Tenemos, por tanto, un desarrollo comercial, El Lucero; un desarrollo residencial, El Retamar de la Huerta; y un desarrollo urbanístico pendiente de definición, pero que hemos empezado ya desde el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para impulsarlo, que es el Distrito Norte.

Más centros comerciales, más barrios… ¿Qué pasa con los accesos a la ciudad? ¿Se van a ampliar? Se ha hablado mucho de mejorar el tráfico de la A5. Es inaplazable una actuación ministerial en este sentido. Es un problema de infraestructura en una vía que está muy cargada. No es extraño que se produzcan estos atascos, ya que la zona comercial de Parque Oeste se ha convertido en la de mayor afluencia de público de toda España. Están previstos nuevos accesos, ya definidos (yo estuve en reuniones con la Dirección General de Carreteras definiendo nuevos accesos). Ahora depende de que se lleven a cabo las obras.

¿Cómo se conjuga la apertura de grandes superficies con el apoyo al comercio local? Son distintas ofertas, y cada una tiene su clientela. Lo que hay que hacer con el comercio local es apoyarlo con planes especiales, en colaboración con la Comunidad de Madrid,  poner en valor su calidad, su cercanía, su atención. Aunque se abran nuevas superficies, los mercados siguen siendo una oferta muy valorada y buscada por el vecino de Alcorcón. Desde el ayuntamiento les apoyamos e intentamos que tengan los menos obstáculos posibles en su día a día. Es decir, tenemos que ser sus amigos y no sus enemigos poniéndoles trabas. Estamos reconstruyendo y haciendo un cambio de tendencia. Ahora todas las semanas se abren tiendas en todos los ejes comerciales de Alcorcón.