David Pérez: “En cuatro años podríamos poner la deuda a cero”

Alcorcón está en pleno auge “y con una vitalidad que no había tenido en décadas”. En empleo, nuevos proyectos empresariales... El alcalde está contento con este “antes y después” que supone haber reducido la deuda municipal en un 70% durante estos últimos siete años.

"Alcorcón es una ciudad con una gran vitalidad"
David Pérez: "En siete años se ha reducido la deuda en 428 millones de euros"

Parece que se hubiera quitado un peso de encima. Y es que el problema de los 612 millones de euros de deuda heredados del anterior gobierno socialista en 2011 ha sido el gran escollo del día a día en Alcorcón  durante estos siete años de legislatura. La ciudad ha abonado en siete años el 70% de  esa deuda. 

El alcalde, David Pérez, es consciente de que es un problema que no se ve y de consecuencias difíciles de explicar a la ciudadanía. “A pesar de ese panorama, nunca nos hemos quedado quietos. Hemos seguido haciendo cosas y garantizado todos los servicios públicos. El poco que nos ha quedado se ha notado mucho en la ciudad”, afirma. 

La entidad encargada de supervisar la solvencia de las entidades públicas, la Airef, ha reconocido ese esfuerzo y acaba de sacar a Alcorcón de entre la ciudades con una situación más crítica. 

En siete años han reducido la deuda en 428 millones de euros, un 70%. ¿Cómo lo han hecho?

Siendo austeros, reduciendo el gasto, manteniendo el equilibrio presupuestario (es decir, no gastando más de lo que ingresamos e incluso logrando superávit), pagando la deuda (nos obligamos a dedicar el 25% del presupuesto municipal a ello); y bajando los impuestos. 

Nosotros mismos nos apretamos el cinturón nada más llegar en vez de apretárselo a los vecinos.  Nos bajamos los sueldos (un 20% aproximadamente), eliminamos cargos (de 27 directores generales hemos pasado a 3 y con un sueldo también inferior que en la época socialista), las subvenciones a los partidos políticos y sindicatos, los alquileres innecesarios... 

“Nos obligamos a dedicar 1 de cada 4 euros a pagar deuda”

También nos obligamos nosotros mismos a destinar el 25% del presupuesto a pagar la deuda socialista. 

¿Podríamos haber subido los impuestos? Sí, pero decidimos no hacerlo. Incluso hemos bajado los que hemos podido. De hecho, Alcorcón está entre las tres ciudades con menor presión fiscal sobre el contribuyente. 

Todos esto ha permitido estabilizar la situación, primero y cambiar totalmente la tendencia anterior y poner a punto la administración para poder afrontar todos los retos que tenemos.

Si en siete años han abonado el 70% de la deuda...¿cuánto tiempo cree que resta para solventar ese capítulo?

Creo que una legislatura más con la misma política permitiría poner el contador de la deuda de Alcorcón a cero. 

Y, a partir de ahí, confiaremos en que nunca más vuelva a haber un gobierno irresponsable que lastre de esa forma el futuro de una ciudad. 

Pero bueno, a pesar de ese panorama, nunca nos hemos quedado quietos. Hemos seguido haciendo cosas, puesto en marcha políticas innovadoras buenas... muchas cosas. Si hubiera habido dinero hubieran sido muchas más, aunque con lo poco que nos ha quedado se ha notado en la ciudad y ha mejorado notablemente.

¿Qué destacaría en este sentido?

Lo más importante es el cambio de tendencia que se ha producido en Alcorcón durante estos siete años. La ciudad está en pleno auge y con una vitalidad que no había tenido en décadas. 

“Alcorcón es una ciudad en pleno auge y con una gran vitalidad”

A la vista está. El Ayuntamiento ha pasado de ser una rémora, una carga, un ayuntamiento a cuyos concursos públicos apenas había empresas interesadas en presentarse, a todo lo contrario. 

Estamos pagando la deuda a buen ritmo. Somos una ciudad que atrae inversiones, generamos empleo (más de 6.000 en tres años, cuando veníamos de destruir 6.800 en los últimos cuatro años del gobierno socialista), hemos conseguido aumentar la recaudación sin aumentar, incluso disminuyendo, los impuestos... El PIB de Alcorcón ha crecido un 8% el año pasado. Móstoles ha bajado un 8%... 

¿Por qué nosotros sí y ellos no? Pues porque hemos hecho un esfuerzo brutal para poner la maquinaria a punto. Un esfuerzo sin precedentes: en siete años hemos abonado gran parte de una deuda que se tendría que haber pagado en 25 años. Es algo que no se ve, pero ahí está. Hemos puesto orden a la situación y gracias a eso Alcorcón es lo que es hoy en día.