Consejos para unas rebajas sin sobresaltos

El Ayuntamiento de Alcorcón da una serie de recomendaciones para recordar a los consumidores sus derechos en la época de rebajas y a los comercios las condiciones que han de cumplir.

Consejos para unas rebajas sin sobresaltos.
El 21 de junio comenzó oficialmente el periodo de rebajas en la Comunidad Autónoma de Madrid.

El 21 de junio comenzó oficialmente el periodo de rebajas en la Comunidad Autónoma de Madrid, que se extiende durante este mes de julio, y el Ayuntamiento de Alcorcón ha emitido una nota informativa para recordar a los consumidores sus derechos cuando compran en esta época del año; y a los comercios las condiciones que han de respetar.

En este sentido, el concejal de Salud y Mercados, Antonio Ramírez, ha querido resaltar que "todos debemos recordar, como consumidores que somos, que en rebajas lo que se reducen son los precios. No se rebajan ni la calidad de los productos ni los derechos que tenemos. Y no debemos confundir productos rebajados con productos promocionados".

Comercios

1. Pueden simultanear su venta con saldos (artículos de temporadas anteriores o deteriorados) y promociones, aunque deben estar bien diferenciados y anunciados. No se puede considerar como rebajas la venta en liquidación, en la que se anuncian precios más bajos por cierre o cambio de negocio. 

2. El periodo de rebajas debe exhibirse en un sitio del establecimiento visible al público, incluso cuando esté cerrado.

3. Si las rebajas no afectan a la totalidad de los productos comercializados, los rebajados deben estar bien identificados y diferenciados del resto.

4. Los productos rebajados deben haber estado incluidos con anterioridad entre los artículos de la oferta habitual.

5. Los productos deben tener la misma calidad que cuando no estaban rebajados.

6. El precio rebajado debe aparecer junto al anterior, tanto en las etiquetas del producto como en las de los escaparates.

7. Al igual que ocurre en épocas fuera de rebajas, los productos tienen una garantía de dos años y el establecimiento está en la obligación de aceptar la devolución si tiene un defecto de fábrica. Si el consumidor quiere devolver el artículo por otros motivos, los comerciantes son libres de aceptarlo o no. Pero, si durante el resto del año admite esa opción y en rebajas no, debe anunciarlo claramente a los consumidores. Lo mismo sucede con las formas de pago.

8. Algunos comercios cobran los arreglos en artículos rebajados, pero si lo hacen deben informar de ello, indicando los precios por tipo de arreglo.

Consumidores

1. Cuando se acepta un artículo en mal estado, con taras o estropeado, se está comprando un saldo, no un producto en rebajas.

2. Hay que fijarse en que los productos, especialmente los eléctricos, tengan marcada la homologación para su venta en la Unión Europea CE, lo que proporciona al consumidor garantías tanto de salubridad como de seguridad.

3. En caso de adquirir productos envasados hay que fijarse en que los precintos de seguridad estén sin romper o que no hayan sido modificados.

4. Se deben rechazar artículos cuyas instrucciones de uso no estén disponibles en castellano.

5. Han de guardarse todos los tiques y facturas, ya que será la principal defensa a la hora de reclamar. Se está en el derecho de exigir las hojas de reclamaciones. Todos los establecimientos están obligados a tenerlas durante todo el año, sea época de rebajas o no.