Consejos para ir seguros en bicicleta

Policía Municipal de Alcorcón recuerda a los ciclistas una serie de consejos básicos para evitar riesgos en los desplazamientos, especialmente durante estos días de fiesta en los que se multiplica el uso de la bicicleta.

Consejos para ir seguros en bicicleta.
Estos días de fiesta en los que se multiplica el uso de la bicicleta.

El cuerpo de Policía Municipal de Alcorcón quiere recordar a los usuarios de bicicletas que hay que seguir unos sencillos consejos que hagan que el paseo por las calles de la ciudad sea más seguro para ellos y para el resto de peatones.

Una de las reglas básicas es que la bicicleta se tiene que usar como un vehículo, es decir, por la calzada y no por las aceras. Hay que ocupar el centro del carril, y si hay más de uno, el que esté situado a la derecha del ciclista.

También se ha de evitar viajar en bicicleta a alta velocidades en parques o zonas verdes, por el riesgo de colisión ante la presencia de una persona, un perro o cualquier objeto extraño como ramas o balones. 

Es muy recomendable usar casco homologado de protección, cuyo uso es obligatorio en vías interurbanas para ciclistas de todas las edades y siempre en menores de 16 años, tanto en ciudad como en vías interurbanas. Jamás se debe llevar un pasajero, ya que las bicicletas no están homologadas para dos personas, salvo modelos específicos como los tándem.

Si se lleva a un menor, siempre con casco, en dispositivos homologados y controlando el peso y altura del pequeño. Además, es obligatorio llevar dispositivos de iluminación como luces delanteras y traseras, y reflectantes.

También hay que avisar de las maniobras con los brazos, detenerse ante semáforos en rojo y órdenes de los agentes de circulación. Si se atraviesa un paso de cebra como peatón se hará a pie y no montados en la bici.

Finalmente, al igual que con otros vehículos, se deben revisar los engrases de la cadena, la tensión de los frenos, el funcionamiento de zapatas y pastillas de disco, el estado de los neumáticos, su presión y controlar que toda la tornillería está apretada, especialmente la tija del manillar y el tornillo de retención de la altura del asiento.

Es muy recomendable, asimismo, utilizar guantes de protección y ropa que permita el movimiento, que no se enganche con partes móviles como ruedas o pedalier y llevar una pequeña herramienta multiuso que cuente con distintos cabezales para realizar ajustes.