Cultura

Barry Wolfryd expone en el Museo de Arte en Vidrio

La muestra 'Common Ground. Intereses compartidos', del artista Barry Wolfryd, se expone en el Museo de Arte en Vidrio (MAVA) de Alcorcón hasta el próximo mes de septiembre.

 

El Museo de Arte en Vidrio de Alcorcón (MAVA) acoge hasta el próximo 7 de septiembre la exposición Common Ground (Intereses compartidos), de Barry Wolfryd, uno de los artistas dinamizadores del arte mexicano desde el espacio experimental Out Gallery. Se trata de esculturas pop en vidrio de este artista norteamericano afincado en México desde hace 35 años.

Las obras que se pueden ver en Alcorcón han sido producidas en dos espacios privilegiados: en los talleres de la Real Fábrica de Cristales, toda una institución en el mundo de la artesanía del vidrio creada en 1727 y declarada Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León; y en el Berengo Studio de Murano (Italia).

Estas piezas son fruto de la política cultural de la Real Fábrica de establecer colaboraciones con artistas. En esta exposición el autor prosigue su investigación sobre la capacidad de los objetos de convertirse en iconos culturales en su itinerario por comprender las implicaciones sociales del entorno sociocultural en el que vivimos.

Trayectoria

Según Wolfryd, "la escultura, la pintura, son mares reducidos por parámetros ligados al tiempo. Un universo estrecho de esperanzas, aún no concebido, y atrapado en sus propios límites". Nacido en Los Ángeles, realizó su primera exposición individual con trascendencia en el año 1986 y desde entonces participa en muestras nacionales e internacionales.

En 1987 da un giro a su trayectoria, comenzando su colaboración con el Salón dès Aztecas, un grupo artístico que intervenía en los espacios públicos y edificios de forma colectiva. Diez años después fundó el espacio experimental Out Gallery que, junto con el Salón dès Aztecas, La Zona y La Quiñonera, crearon uno de los fenómenos artísticos más dinámicos de Ciudad de México.

En Los Ángeles (Estados Unidos) abrió un taller en The Brewery (2005-2008). En este tiempo su obra se enfocó hacia la crítica al consumismo. De vuelta a México, su obra abarcó la pintura para denunciar la violencia que padece el país por el crimen organizado.