Asociación de Vecinos Sural: 16 años luchando por mejorar la vida en Alcorcón

Ana María Camia es presidenta de una asociación que acaba de clausurar su Semana Cultural. En estas líneas explica a Alcorcón Al día los objetivos y la labor que desarrollan.

 

Asociación Vecinos Sural
La Asociación de Vecinos Sural lleva 16 años luchando por mejorar la vida en Alcorcón con reinvidicaciones a los instituciones correspondientes de mejoras de aquello que ven mal.

La Asociación de Vecinos Sural surgió por la necesidad de reivindicar mejoras en la ciudad, como arreglo de calles, la demanda de mayor número de plazas escolares... En suma, una mejora en la calidad de vida para los vecinos. Sural es una asociación basada en la reivindicación que, en estos momentos, preside Ana María Camia. Hemos hablado con ella para conocer más de cerca sus objetivo y la labora que desarrollan.

¿Cuántos socios forman parte de Sural y cuál es su perfil?

 

A día de hoy, la Asociación de Vecinos Sural está integrada por más de 300 socios. Como estamos situados en la Junta de Distrito 1, la parte más antigua del pueblo, la mayoría son personas mayores. Políticamente no estamos situados cerca de ningún partido y, de hecho, tenemos socios de todos los colores, con afinidades hacia diferentes formaciones políticas. Cualquier vecino tiene derecho a pertenecer a una asociación. Eso sí, nadie puede entrar a formar parte de la junta directiva si pertenece a otra u ostenta un cargo político.

¿Sobre qué reivindicaciones trabajan?

 

Sobre muchas. Sobre todo, centradas en la mejora del transporte público, que depende del Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid, no del Ayuntamiento. Eso sí, hacemos hincapié en ello para que desde el Ayuntamiento se presione. Otro tema es la mejora del alumbrado y la limpieza de las calles, así como la mejora de las incorporaciones a la A5 sentido Badajoz, que actualmente dejan mucho que desear. Pero tenemos muchas más recogidas en nuestro blog, todas reclamadas a través de la Junta de Distrito 1.

¿Y han conseguido alguna?

 

De hecho sí, varias. Por ejemplo, reclamamos una marquesina en la calle Cáceres, que finalmente instalaron. El problema es que el ciudadano no tiene conciencia de que es a través de las asociaciones como se logran las cosas. No tenemos conciencia asociativa. Eso lo echamos en falta tanto en Sural como en la Federación de Asociaciones de Madrid, a la que pertenecemos.

¿Qué relación mantienen con el Ayuntamiento?

 

Es cordial, aunque hace cinco años que pedimos una reunión con el alcalde y siempre nos manda concejales. Nos hemos quejado de deficiencias en la celebración de las fiestas patronales: pagamos un dineral en tasas por montar la caseta del recinto ferial, cuando lo hacemos no como negocio, sino para conseguir un dinero con el que mantenernos y organizar actividades, pues no disponemos de ninguna subvención. Me parece bien que los feriantes que se dedican a ello paguen esas tasas, pero nosotros... Además, este año no ha ido tan bien porque nos han cambiado de sitio, por lo que  los ingresos han bajado. Pagamos a un vigilante nocturno. Hemos solicitado un coche patrulla de la policía para que vigile el recinto, porque tenemos que salir con la caja de noche hasta el aparcamiento, y nos pueden atracar. O que nos dejen pasar un coche por caseta para recoger la recaudación. Tampoco lo han tenido en cuenta...

¿Qué echan en falta en su relación con el consistorio?

 

Por ejemplo, ya que somos las asociaciones quienes montamos las cabalgatas, que nos llamen para planificarlas y, después, para hacer una valoración y decidir cómo mejorarlas. Un ejemplo es la seguridad: algunos niños se meten bajo la carroza para recoger los caramelos. Hay cantidad de cosas en las que podríamos colaborar.

Han celebrado su Semana Cultural, una de las propuestas más conocidas de Sural

Ésta ha sido ya nuestra 12ª edición. El acto inaugural fue la representación de la obra de teatro Los abuelos con mochila y un recital de poesía. También realizamos una excursión cultural a La Alcarria, con una guía que nos explicó los paisajes y costumbres que recoge la obra de Camilo José Cela. Organizamos un debate sobre el futuro de las pensiones de mucha calidad, tanto por los ponentes como por los participantes. La clausura tuvo lugar en el teatro Buero Vallejo con la celebración de una zarzuela. Es una Semana Cultural abierta al pueblo, y los costes y la organización corren de nuestra cuenta.

¿Qué argumentos daría a un vecino para unirse a Sural?

 

Dentro de mi espíritu reivindicativo, le diría que se apunte porque en el pueblo queda mucho por hacer, y que la unidad en torno a los problemas vence. Si un alcalde o un ayuntamiento ve que existe un grupo que reclama algo, hará más caso que si acude un vecino solo. La fuerza de la asociación la dan los socios. Eso sí, no queremos que entre gente que nos rompa el esquema de asociación, ni estar controlados por partidos políticos o ser correa de transmisión de alguno de ellos.