Alcorcón, listo para recibir al frío

La ciudad de Alcorcón se ha preparado ante las bajas temperaturas invernales a través del Plan de Inclemencias desarrollado por la Policía Municipal, los Bomberos, Protección Civil y Esmasa.

Alcorcón, listo para recibir al frío.
La ciudad de Alcorcón se ha preparado ante las bajas temperaturas invernales a través del Plan de Inclemencias desarrollado por la Policía Municipal, los Bomberos, Protección Civil y Esmasa.

La ciudad de Alcorcón está preparada para atender las emergencias que el frío pueda ocasionar, con más de 700 efectivos de la Policía Municipal, el cuerpo de Bomberos, Protección Civil y la Empresa de Servicios Municipales (Esmasa); cuatro vehículos preparados para atender emergencias por hielo o nieve; 22.000 kilos de fundente; y un operativo coordinado a través del Plan de Inclemencias Invernales.

Este plan engloba todos los medios disponibles en Alcorcón para afrontar un problema grave que implique, a causa de la meteorología, el bloqueo de las principales calzadas y calles de la ciudad; y, con ello, la imposibilidad de la movilidad de los vecinos.

El cuidado de la ciudad ante episodios de nevadas o heladas se extiende muy especialmente a colegios, centros médicos y otros edificios públicos como el Ayuntamiento, los centros culturales, deportivos y de mayores, y estaciones de transporte público, entre otros.

Para ello, operarios de Esmasa han repartido en estos lugares 1.875 kilos de fundente en caso de necesidad. Además, esta empresa municipal tiene disponible un retén de guardia con cuatro operarios a los que se unen los que están de servicio dentro de su operativa habitual si así fuera necesario.

El Plan de Inclemencias Invernales del Ayuntamiento de Alcorcón también tiene en cuenta los posibles traslados de personas que necesiten atención médica en caso de que los servicios de emergencia ordinarios no puedan acceder a alguna zona bloqueada. El objetivo es potenciar la seguridad, tanto activa como pasiva, ante la presencia de fenómenos meteorológicos que puedan ocasionar graves estragos de movilidad.