Sociedad

Agrupaciones extremeñas de Alcorcón: Raíces extremeñas

Su carretera, la A-5, les conecta con Madrid, y es el camino hacia la capital que muchos extremeños tomaron para buscar una vida mejor en los años 60 y 70. Algunos se quedaron aquí a vivir y convirtieron Alcorcón en la cuarta ciudad de Madrid con mayor número de extremeños en su censo.

 

 

Con el deseo de no olvidar su identidad, los extremeños afincados en Alcorcón (llegaron a estar censados más de 10.000 a principios de los 80), se unieron en una agrupación que hoy cuenta con casi cuatro décadas de historia a sus espaldas. Andrés Martín, presidente de la Agrupación Extremeña de Alcorcón, abre las puertas de su sede, en la calle de la Paz número 4, para relatarnos este proceso.

Cuéntenos un poco la trayectoria de la agrupación. ¿Cómo y por qué se creó?

La Agrupación Extremeña de Alcorcón comenzó en el año 1977 a partir de un grupo de familias de origen extremeño. Comenzamos siendo unos 90 socios, y hemos llegado a tener hasta 600 en nuestros mejores momentos. Actualmente nos mantenemos en unos 250-300 miembros. Somos agrupación legal desde 1980. Los valores iniciales fueron la reivindicación de lo extremeño para no perder nuestras raíces. Añoramos Extremadura, mantenemos las tradiciones, pero ya no es nuestro objetivo principal.

¿Cuál sería hoy el papel de una asociación como la que usted representa?

En general se está perdiendo el asociacionismo, ya que los jóvenes de ahora no sufren las carencias que teníamos hace 40 años. El objetivo de las casas regionales, que es reivindicar las identidades de cada región, hoy día ya no tiene sentido. Y aunque sí que mantenemos las tradiciones, hemos evolucionado bastante.

¿Cuáles son las principales actividades que se desarrollan en la agrupación?

Tenemos la muestra cultural, en marzo y abril, durante los fines de semana. En la actualidad estamos celebrando la 33ª Muestra Cultural.

Otorgamos los Premios Vettonia Voz Castúa desde 1996. Son premios que damos a personas y entidades destacadas por defender Extremadura, y a personas o entidades que desarrollen valores humanos en Alcorcón. El galardón fue diseñado por Javier Gómez, artista del vidrio e impulsor del Museo de Arte en Vidrio de Alcorcón (MAVA). Damos los premios a personas o entidades que se han estacado por defender Extremadura, y a personas o entidades que desarrollen valores humanos en Alcorcón. Condición sine qua non es que venga la persona física o jurídica con la mayor representación de la entidad premiada. Los premios de Alcorcón los entrega el alcalde, y los premios de Extremadura los entrego yo. Si el alcalde no puede venir, ningún delegado entrega el premio. Y hasta ahora el único que no ha venido en persona a recogerlo ha sido Rodríguez Ibarra, que fue presidente de Extremadura. Así que el premio lo tenemos aquí aún.

¿Cómo se financia la agrupación?

La principal fuente de financiación es la caseta de la feria en las fiestas patronales de septiembre. De su recaudación nos nutrimos todo el año, porque no tenemos subvenciones desde 2011, en el Ayuntamiento nos dicen que no hay dinero.

En estos días están celebrando la XXXIII muestra cultural, dedicada al Impacto de la Investigación Científica en la Sociedad, con ponentes de lujo.

Nuestro secretario es investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Y nos ha hecho ver cómo en los últimos cinco años hemos retrocedido 20 en investigación en España. Teníamos equipos de investigadores, sobre todo contra el cáncer, pioneros y se ha desmantelado porque han tenido que irse fuera. Se nos ocurrió que la gente debería conocer la situación y a los investigadores, y sobre qué trabajan. Vienen a hablar sobre transgénicos, vacunas, infertilidad, hay un taller infantil de la ciencia…

¿Volverá a Extremadura?

Allí tengo familia y una hermana, y mi mujer también. Pero ahora estoy cursando la asignatura de abuelo, porque mi hijo y mis nietos están aquí. Así que ya no creo que vuelva.