La castración

La castración es el proceso quirúrgico por el cual se realiza la esterilidad de la mascota mediante la extirpación de testículos en los machos y ovarios y útero en las hembras. Texto:

Castración.
Llevar a cabo la esterilización o castración de su mascota es una responsabilidad que se adquiere por el simple hecho de ser el dueño de la mascota.

Machos

Básicamente es una cirugía poco invasiva de origen reproductivo, que trata de extirpar ambos testículos con una leve incisión. Por norma general, los machos se recuperan muy bien de estas cirugías y no suelen acarrear problemas a posteriori. Se recomienda hacerlo antes de los dos años de vida del animal aunque se puede realizarlo en cualquier momento.

Entre los beneficios de la castración de tu mascota, tanto en gatos como en perros, están que esto nor permitirá evitar tumores testiculares y problemas de próstata como infecciones, inflamaciones, abscesos, quistes e hiperplasia prostática. También reduce la incidencia de hernia perineal y adenomas perianales.

También una vez castrados, los machos con problemas de agresividad pueden mejorar su conducta, dado que las causas de ese comportamiento podría estar relacionado con altos niveles de testosterona. La operación a su vez baja la ansiedad por buscar aparearse, lo que les hace vivir de forma más tranquila y feliz. 

Hembras

La cirugía en las hembras es más laboriosa que en los machos debido a la complejidad del su propio aparato reproductor. Nos referimos a la intervención por la cual se retiran principalmente los ovarios (ya que son los encargados de producir las hormonas sexuales), y en ocasiones también el útero.

Se recomienda la esterilización antes del  primer celo para disminuir el porcentaje de posibles tumores mamarios y otras enfermedades, como pueden ser la infección de útero, embarazos psicológicos y gestaciones no deseadas, entre otras.

Las hembras esterilizadas no entran en celo y por lo tanto no presentan sangrado por la vulva. Tampoco presentan cambios de comportamiento que acompañan al celo en la perra y en la gata como puede ser vocalizar, irritabilidad, agresión, escaparse o esconderse.

Peso

Algunos animales pueden subir de peso tras ser esterilizados debido a un exceso en su alimentación o la falta de actividad. Como consecuencia de este proceso, se produce una ligera disminución en la tasa metabólica, causando un decremento en las necesidades energéticas y calóricas del paciente, por lo que se les debe disminuir un 25% la cantidad de alimento que consumen diariamente. El cuerpo del animal no presentará ningún otro cambio. 

Cuestiones de responsabilidad social y moral 

Llevar a cabo la esterilización o castración de su mascota es una responsabilidad que se adquiere por el simple hecho de ser el dueño de la mascota. Es a su vez una inversión importante para mantener su buena salud a largo plazo, ya que el desarrollo de enfermedades prevenibles tiene un coste más elevado de tratamiento en el cual la mayoría de las veces incluye como solución las castración, con el riesgo añadido de la edad del animal. Así que cuanto antes se haga, mejor.