Voluntarios de Protección Civil: héroes altruistas

Cincuenta personas integran la agrupación de voluntarios de Protección Civil de Alcorcón. Un servicio que además de prestar asistencia ante cualquier emergencia sanitaria, desarrolla una importante labor de apoyo a las fuerzas de orden público en todo tipo de eventos.

Protección Civil.
En esta agrupación la función principal que tenemos es la asistencia sanitaria de emergencias, pero no es la única.
Protección Civil.
Fran Fuentes, jefe de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.

Nos trasladamos a las dependencias del Centro Unificado de Seguridad para conocer de primera mano la labor de los voluntarios de Protección Civil. En la primera planta nos espera Fran Fuentes, jefe de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil. Como la actualidad manda, le pillamos recién llegado de un aviso, un pequeño incendio sin heridos.

Fran, que cumple 42 años en unos meses, lleva toda una vida dedicada a los servicios de emergencia. En el año 93 comenzó de voluntario en esta agrupación. “Por aquellos años empecé la formación profesional en la rama sanitaria y vi en los voluntarios una oportunidad para aprender, hacer algo distinto y ayudar a los demás. Cuando eres joven te da igual si cobras o no”. Y esos fueron sus comienzos.

La agrupación tuvo su primera sede en Alcorcón en la calle Jabonerías. Era el año 1984. Entonces Protección Civil no existía como lo conocemos ahora. Era más bien un servicio que englobaba a los diferentes miembros de los distintos servicios de emergencia de la ciudad bajo el nombre de Comisión Local de Protección Civil. 

A mediados del 85 es cuando se establece un reglamento propio para esta agrupación de voluntarios. Desde entonces –el pasado mes de mayo celebraron su 32 aniversario–, no han parado.

“Al ser competencia propia de los ayuntamientos, cada municipio hace un poco lo que considera y algunas agrupaciones han ido desapareciendo o han tenido parones en el tiempo. Nosotros seguimos desde el primer día y el Ayuntamiento sigue apostando por este servicio”, nos explica Fran.

Más que un servicio de asistencia sanitaria 

“En esta agrupación la función principal que tenemos es la asistencia sanitaria de emergencias, pero no es la única. Se realizan también funciones de apoyo logístico o funciones de prevención y planificación. A modo de ejemplo, desde finales de julio comenzamos el Plan de Emergencias de las fiestas patronales”, nos cuenta.

Otra actividad muy importante que desarrollan es la divulgación a la ciudadanía de consejos sobre emergencias sanitarias, seguridad en el hogar, los colegios… tanto en los propios centros escolares como en entidades vecinales que lo requieran, o en el Ayuntamiento. “Lo importante es estar informado, porque la prevención es lo que salva vidas”, afirma convencido Fran.

Son 50 personas las que forman la agrupación de voluntarios de Protección Civil de Alcorcón. Muchos de ellos vienen de la rama sanitaria, pero en sus filas también podemos encontrar abogados o informáticos, entre otros. Es una profesión en constante cambio y el aprendizaje no cesa. Cada año el personal pasa por cuatro cursos formativos en los que aprovechan para refrescar e incorporar nuevas técnicas y protocolos de actuación. Protección Civil se organiza en torno a una jerarquía en la que hay mandos superiores e intermedios, “para organizar el servicio de la manera más efectiva posible. Pero nos gusta tomar las decisiones entre todos”, sentencia el jefe de los voluntarios, que celebra su segundo año en el puesto. Una elección que realizan en consenso todos los voluntarios.   

Plan de Emergencias de las fiestas patronales

“Lo importante es diversificar y ajustar los riesgos de cada evento y en función de estos riesgos plantear una serie de dispositivos a desplegar. Son muchos los eventos que coinciden en hora y cualquier lugar en el que haya una gran afluencia de público conlleva un riesgo. Como este plan exige un mayor número de personal, contamos con el apoyo de voluntarios de otros municipios”, nos explica Fran Fuentes.

Equipamiento

Dentro de las cocheras encontramos dos ambulancias de soporte vital básico medicalizable. Dos vehículos todoterreno, uno de ellos equipado con material de asistencia sanitaria; un remolque cerrado con rampa que alberga el puesto sanitario avanzado; y tres motocicletas de 125 cc, para un desplazamiento urbano más rápido.